El llamado de las hienas a quebrar el espiritu de los Cian

La violencia, la intolerancia y la pérdida del valor de la vida son algunos de los efectos de las condiciones generadas por los procesos corruptos del ejercicio del poder (“aquí se vale todo”), la situación económica (“si no podemos de otro modo, por la fuerza”), la permisibilidad (“nadie te dice nada”), y el poder de los grupos, no solo pandilleriles (“juntos no nos pueden joder”), hoy también ese poder y sentimiento de lograr la impunidad está llegando hasta sectores con un nivel de formación universitaria.

La historia reciente muestra las inconformidades de la relación matrimonial entre Nayib y el FMLN, sin duda ese fue un matrimonio por conveniencia, duradero hasta donde fuera conveniente. Parece que a Nayib la conveniencia le duró poco mas de dos años luego de los cuáles empezaron las criticas veladas primero y mas directas después.

Al FMLN tampoco parecía gustarle demasiado la relación pero sabía que tener a Nayib por consorte le hacía bien, además no eran desconocidos. Yo conocí a Nayib en el año 2003, quizá tenía 22 o 23 años, ya él entraba al despacho del entonces alcalde por el FMLN a conversar sobre temas de publicidad y poder.

No sabía por entonces quién era ese cipote, me parecía extraño porque parecía tener cierto nivel de poder que emanaba de lo económico y de un padre que lo apoyaba en todo sentido, don Armando Bukele. Tanto que ya Nayib se rozaba con la cúpula partidaria entonces liderada por Schafick, palestino de origen como Nayib.

Ya desde entonces la relación del FMLN con los Bukele era muy cercana y probablemente tenía que ver con consejos y dinero, y desde luego, poder. La estrategia de los Bukele era hacerse de poder político; económico ya lo tenían.

La historia que sigue la tenemos todos mas o menos clara, Nayib se convierte en el alcalde de Nuevo Cuscatlán, luego pasa a San Salvador y ahora desde luego busca la presidencia. Quizá no es de ahora que busca la presidencia sino desde que iniciaron sus relaciones con el FMLN. Estoy seguro que si don Armando no hubiera fallecido, las relaciones se habrían mantenido y hoy día, Nayib sería el indiscutible candidato del FMLN a la presidencia y con seguridad la habría ganado, sin contrincante alguno.

Pero Nayib no se sentía cómodo en el FMLN, talvez percibía que desde dentro, los que siempre se han considerado “ungidos” le hacían luz de gas, tal vez le incomodaban actitudes que criticaba abiertamente, o tal vez quería tener el poder de la gente de la dirección y aquella no se lo permitía ni perdonaba.

¿Calculó mal Nayib con sus críticas y no esperaba que lo expulsaran? Mas bien en contrario, desde mi análisis: Nayib buscaba la expulsión y el FMLN amenazaba con la inhabilitación (en política eso habría sido de mayor provecho para el FMLN) y finalmente se decidieron por la expulsión.

En mi valoración eso fue un error, que provocó que Nayib se convirtiera de aliado a adversario en las próximas elecciones presidenciales. Además eso creó en la dirección y la militancia un efecto de proyección (en psicología, la proyección es la atribución de cualidades y condiciones en el otro que me son negables para mí). A Nayib se le atribuyen el oportunismo y la derechización, pero también se crea el sentimiento de que el enemigo es Nayib, cuando el enemigo ni siquiera es Arena sino el neoliberalismo y el sistema corrupto de la política salvadoreña.

Nayib es hoy por hoy el enemigo que mas resiente el FMLN, es como la ex esposa que ha sido dejada a un lado (a pesar de que es ella que lo saca de la casa) y esta le percibe como alguien que va a estar mejor en la vida, que logrará mejores cosas y que lo ha perdido por siempre, y en una actitud mezquina, busca obstaculizarle por todos los medios.

Nayib anuncio su visita a la UES, a nadie debe escaparle que eso requiere un nivel de organización con gente que se dedica a ello, que se requiere dinero para hacerlo, dinero que Nayib tiene y le sobra. Y organiza su mitín dentro de uno de los espacios que la izquierda consideró (?) propios, la UES. Y aparecen los troles del FB y las redes sociales minimizando al muchacho ahora de 36 años, quien astutamente no responde sino que mantiene la organización del evento, reparte camisetas y no estoy seguro si lleva gente de afuera (es algo dificil si no eres alumno UES ingresar al recinto).

Y aparece al menos un anuncio que muestra la impotencia de los enemigos de Nayib, la amenaza de la violencia y la agresión, firmado por los “rojos y anarcos” (sic) en una contradicción semántica que solo ellos podrían explicar.

“le vamos a desplumar” dicen en una metáfora que puede significar muchas cosas y ninguna buena. Además, motivan a otros: “¿Te querés unir?”. Cuando leí eso se me erizó la piel y a mi mente volvió el recuerdo de aquella cadena de radio Cuscatlán antes del asesinato de los jesuitas, “maténlos”. Es otro contexto, es otro tiempo, son otros actores. “Venite bien equipado” es un claro llamado a traer con qué agredir. ¿Sabrán que están llamando incluso a matar?

Espero que ese grupo de “rojos y anarcos” solo sea un grupo de pendejos descarriados y desorganizados, sin vínculos partidarios ni políticos de ningún tipo. Aunque no puedo dejar de expresar que también he leído posts de gente “profesional” relacionada con el FMLN, que ataca a Nayib como nunca atacó a Arena, sin captar que sus mensajes logran que el “celestito” se alimente de ese miedo y logre mayor fuerza. No, las hienas no aparecieron.

Nos falta ver más.

Like what you read? Give Midnight Express a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.