La mejor versión de ti mismo

Foto por Ales Krivec en Unsplash

Días de mierda (DDM) son días en los que parece que todo te sale mal. No importa cuánto te esfuerces o la actitud que tengas, pareciera que todo conspira para joderte: se te ponchó un neumático, tu novia o novio te cortó, no lograste esa venta, no conseguiste ese trabajo. Lo que sea. Todo se junta en un sólo día.

¿Los he pasado? Por supuesto que sí. Y los volveré a pasar. De hecho es más común de lo que te imaginas. Algunos son peores que otros. Por supuesto. Pero al fin y al cabo son sólo son unos cuantos días. Personalmente ahora tengo alrededor de 10 DDM al año. Antes eran más. Y espero que conforme pase el tiempo sean menos. Pero hay algo alarmante en los DDM. Cuando llega uno, generalmente no llega sólo. Llega acompañado de varios más. Piénsalo. Cuando te corta tu novia, normalmente te tomas los días siguientes para estar pensando sobre ello. Y eso sólo agrega estrés a tu vida, haciendo que esos días también sean DDM. Lo mismo pasa con cualquier otra situación negativa.

Puedes dejar que te absorban. O puedes desecharlos.

Cuando he tenido DDM, los dejo pasar. Lo que pasó ayer no tiene que ver con lo que me pasa hoy. Punto. Es cuestión de levantarte y dar al mundo la mejor versión que tienes de ti mismo. Porque eso es lo que esperan las demás personas. Cuando tú das tu mejor versión, la mayoría de la gente también te da su mejor versión. Es increíble la forma en que funciona.

Por otra parte, dar la mejor versión de ti mismo no significa que tienes que andar sonriendo todo el tiempo o ayudando a toda la gente. No. Al contrario, hacer eso hará que posiblemente tu nuevo día se convierta en un DDM. Dar la mejor versión de ti mismo significa que tienes que modificar o mejorar ciertas conductas, comportamientos y pensamientos que tienes. No estoy hablando de que hoy seas un amargado y mañana seas un súper comediante. El cambio es gradual.

Dar la mejor versión de ti mismo es adaptarse a tu entorno SIEMPRE.

Es como una evolución. Toma su tiempo. Pero si insistes en algo, lo lograrás. Yo he convivido en distintos grupos sociales. Desde “los mundos bajos” hasta “los mundos altos”. En unos he encajado desde el principio. En otros no. Y precisamente por eso he dado la mejor versión de mi mismo y me he adaptado a ellos. No es que cambie mi personalidad ni que sea “falso”. Quiero convivir e identificarme con los distintos grupos sociales que convivo. Quiero saber cómo piensan. Por qué piensan de una manera u otra. Quiero ser parte de ellos. Y aun así, nunca pierdo mi esencia. A veces me cuesta muchísimo. Pero sigo insistiendo.

La mejor versión de ti mismo siempre está en mejora constante.

Mejora constante. Porque tienes que salir de tu zona de confort. Las mejores personas son aquellas que salen de su zona de confort una y otra vez. Asumen riesgos. Aceptan responsabilidades y consecuencias… Ser un mártir es muy fácil. Culpas a tu entorno de tus problemas. Culpas a los demás de tus DDM. Pero al final el problema es uno. Yo he estado así. Hace algunos años estuve enamorado de una mujer que no me correspondió. Se lo conté a medio mundo y la hacía quedar como la mala de la historia. ¿Porque? No lo sé. Era estúpido en ese entonces. No quería aceptar lo que hoy sí: Era un pendejo con las mujeres.

Muchas veces uno empieza a sacar la mejor versión de si mismo hasta que toca fondo. Cuando ya no puedes estar más hundido ni tienes a dónde moverte. ¿Qué queda? Volver a subir. Entonces subes y subes y superas lo que eras antes. Pero créeme que no está nada padre tocar fondo. Yo te quiero ahorrar todo ese sufrimiento. Todos esos DDM que están por venir. Empieza a subir ahora. Lentamente. Pero no te detengas.

Busca de dónde impulsarte. Disciplínate. Y que no sean las tragedias lo único que te hace sacar tu mejor versión, porque de serlo así… Digamos que lo estarás enfocando mal. Estarás sembrando DDM que tarde o temprano tendrás que cosechar. Te lo digo porque a mi me pasó. Y es doloroso. Pero siempre se puede evitar. ;)

No seas tonto. Y empieza ahora mismo. Te ayudo un poco con el aprendizaje que he tenido:

  1. No des por hecho todo ni asumas que estás mal en algo. Haz tu trabajo y que sea alguien más quien se encargue de decirte “la estás cagando”. No alguien más. Varios más. Muchos más. Y cuando así sea, acéptalo.
  2. El tiempo no es infinito. Empieza a moverte de una vez.
  3. No eres tan especial. No creas que le haces falta a todo mundo ni mucho menos esperes que todo el mundo te necesite. Eso solo te conducirá a más DDM.
  4. Fracasar no está tan mal. Bájale a tu drama y mejor analiza en lo que puedes mejorar para la siguiente ocasión.
  5. Encuentra lo bueno dentro de lo malo.
  6. Aprende nuevas cosas. ¿En verdad necesitas una explicación?

Así que ya sabes… Da tu mejor versión y verás buenos resultados en tu vida. No hoy. No mañana. Pero sí pronto.


Miguel Hernández

I work hard, I work intelligent. I find solutions for people.

www.miguelhernandezmx.com

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.