Magallanes Microcaps Europe: cerrando un fondo por interés.

Charlando con dos personas clave en “Magallanes Value Investors” (MVI) como son Blanca Hernández y Mónica Delclaux pretendemos entender el cierre del fondo de inversión Microcaps Europe y su alcance tanto para los ya partícipes como para los que pretendan serlo en el futuro sin obviar algunas cuestiones cuyas respuestas no sean realmente evidentes. Así mismo aprovecharemos la entrevista para entender un poco mejor esta gestora desde dentro.

Blanca Hernández Rodríguez, CEO de MVI, licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Sevilla, licenciada en Humanidades por la Universidad Europea de Madrid y Máster Universitario en Finanzas por CUNEF, acumula una dilatada experiencia en el sector financiero y un profundo conocimiento del Value Investing. Inició su carrera profesional en el grupo Arcalia y posteriormente asumió la puesta en marcha y dirección de un family office. Así mismo es miembro del Consejo de Administración de Ebro Foods e IEAF y Presidenta de la Fundación Ebro Foods.

Mónica Delclaux Real de Asúa, Directora Financiera de MVI, es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Deusto.

Magallanes Microcaps Europe FI es el fondo benjamín de MVI y a cierre del día 12 de abril ya contaba con 74.566.116,39€ en su clase B y 24.753.376,19€ en su clase C, dicho de otra manera, está a menos de un millón de alcanzar los 100.

Sin más preámbulos, algunas preguntas y sus correspondientes respuestas que dan ambas prácticamente al unísono haciendo gala de una manifiesta compenetración:

> Puesto que el compromiso de cerrar el Microcaps se fijó al alcanzar los 100 millones de euros de patrimonio, faltando menos de setencientos mil euros, estamos a punto de ver como se materializa pero ¿cuáles son las razones desde el punto de vista de la gestora para cerrar un fondo de inversión de estas características?

Blanca/Mónica: Porque, como el título cinematográfico, el tamaño sí importa. En Magallanes tenemos la convicción de que todos los productos tienen un tamaño óptimo a partir del cual pueden quedar comprometidas sus rentabilidades. Nuestro deber con los inversores, no sólo nos lleva a ser co-inversores sino a evitar cualquier piedra en la trayectoria de los fondos y el volumen puede llegar a ser un obstáculo.

> Es de suponer que, ante la falta de hábito de cerrar fondos en nuestro país (* ver nota final), tuvo que haber una negociación con la CNMV para que se aceptaran los términos que se pretendían y que probablemente algunos tuvieron que amoldarse para contar con la aprobación del regulador. ¿Cuáles fueron y quién fue la persona encargada de dicha negociación?

Mónica: Como entidades eminentemente abiertas y a diferencia de otro tipo de vehículos, los fondos de inversión españoles no son susceptibles de cierre real salvo supuestos muy concretos, de tipo contingente, y siempre con la intervención de la CNMV. Para nuestro objetivo utilizamos la única fórmula permitida por la legislación que no es otra que limitar el volumen máximo de participaciones, introduciendo un supuesto que desactivara dicho límite, términos que fueron explicados a los técnicos de la CNMV que lo aceptaron de forma natural.
Blanca: Esta claro que cuanto más original e innovadora sea la gestora, más ir y venir tendrá con la CNMV, matizando la redacción de los folletos hasta alcanzar un consenso. En este sentido Magallanes está siendo constantemente pionera, no solo con el cierre de un fondo, sino también cuando salimos con una clase para empleados, premiamos a nuestros primeros inversores, favorecimos el ahorro joven, emitimos clases en función del horizonte de inversión del partícipe... Con respecto al cierre del fondo, podemos hablar de negociación si tenemos en cuenta que nació con el compromiso de cerrarse a sabiendas de que eso no es posible en España. Durante este último año hemos provocado directamente conversaciones y debate en el sector (inverco, cnmv, otras gestoras independientes) pero aún no se ha culminado, confiamos en que lo lograremos por el bien del partícipe y de nuestra industria.

> Puesto que en España el soft-close no está contemplado en la regulación vigente ¿estamos ante un hard-close ortodoxo en todo su alcance o con matices?

Blanca/Mónica: Si por “cierre duro” entendemos que las limitaciones se aplican tanto a partícipes previos como a nuevos, la fórmula indicada en el folleto informativo de nuestro fondo se acercaría a ese concepto puesto que la restricción impuesta a partir de los 100 millones de euros no discrimina, sin embargo hemos añadido la posibilidad del “botón de liquidez” en el supuesto de que los reembolsos durante 10 días superaran el 10% del patrimonio del fondo. El “botón de liquidez”, no solamente permite dar liquidez a los inversores sino permitir la entrada de inversores de calidad.

> Incidiendo en la pregunta anterior, el 23/02/2018 la CNMV publicó el siguiente hecho relevante: “Modificación de elementos esenciales del folleto. La CNMV ha resuelto: Verificar y registrar a solicitud de MAGALLANES VALUE INVESTORS, S.A., SGIIC, como entidad Gestora, y de SANTANDER SECURITIES SERVICES, S.A., como entidad Depositaria, la actualización del folleto y del documento con los datos fundamentales para el inversor de MAGALLANES MICROCAPS EUROPE, FI (inscrito en el Registro Administrativo de Fondos de Inversión de carácter financiero con el número 5140), al objeto de establecer un volumen máximo de participaciones por partícipe. Número de registro: 261939.” ¿Sería mucho deducir que, en realidad, se trata de un cierre temporal solo condicionado por el volumen y permanentemente reevaluable?

Blanca/Mónica: Es lo que es, tratar de mantener el fondo con un patrimonio que permita invertir en el universo de compañías para el que fue creado.

> La redacción del nuevo folleto podría malinterpretarse en base a su redacción: “Volumen máximo de participaciones por partícipe: cuando el fondo alcance un patrimonio igual o superior a 100 millones de euros el volumen máximo será de una participación. Lo anterior no será de aplicación cuando se hayan producido reembolsos que, en un plazo igual o inferior a 10 días, hayan supuesto una disminución del 10% del patrimonio del Fondo.” ¿Podemos concluir…

a) que tras el cierre los ya partícipes no podrán incrementar su posición?

Blanca/Mónica: Cierto, salvo que el patrimonio del fondo baje de 100 millones de euros o se active el “botón de liquidez”.

b) que tras el cierre los nuevos partícipes solo podrán adquirir una única participación?

Blanca/Mónica: Cierto con las excepciones anteriores.

c) que su reapertura no depende en modo alguno de cómo fluctúe el valor liquidativo del fondo?

Blanca/Mónica: No es así. El supuesto objetivo que activa la limitación del volumen de participaciones es que el fondo tenga un patrimonio superior a 100 millones de euros. Ese supuesto puede dejar de existir, desactivando por tanto la limitación, y ello puede ser tanto consecuencia de reembolsos como por disminución de su valor liquidativo.

> Aunque todo sea teóricamente posible, no parece demasiado probable que se efectúen reembolsos de esa envergadura en tan poco tiempo. Implicaría un mínimo de 10 millones de euros, un promedio de uno diario, y, si siguiera creciendo el patrimonio, aumentaría la cantidad en la misma proporción (por ejemplo 12 millones de reembolsos para 120 millones de patrimonio). Aunque este instrumento sea realmente interesante para el partícipe puesto que abre teóricas ventanas temporales ¿no creéis que cuanto más patrimonio alcance el fondo, menos probabilidad de que se pueda entrar o sobreponderar una posición ya existente?

Blanca/Mónica: Creemos que cuanto más suba el valor liquidativo del fondo será más complicado que baje de 100 millones de euros y esperemos que no tengamos que activar nunca el “botón de liquidez”.

> ¿Debe considerarse un nuevo cierre automático del fondo al recuperarse el nivel de patrimonio a partir del cual se calculó su apertura temporal condicionada o se seguirá otro procedimiento en cuyo caso en qué consistirá?

Blanca/Mónica: En caso de que se activara la cláusula, denominada internamente y tras esta entrevista externamente, como “botón de liquidez” manteniendo el fondo siempre más de 100 millones de euros de patrimonio, lo razonable es pensar que dicha cláusula estaría activa hasta que las nuevas suscripciones llevaran al fondo al patrimonio preexistente, medido en número de participaciones.

> Profundizando en la quinta pregunta, puesto que el valor liquidativo diario no puede afectar en modo alguno a la reapertura del fondo, tendrán los partícipes, o no partícipes pero interesados en serlo, que estar vigilando las oscilaciones de patrimonio o se publicará un hecho relevante en la CNMV si se dan las condiciones necesarias? ¿Implicará además la emisión de un nuevo folleto?

Blanca/Mónica: La entrada en acción del “botón de liquidez”, supondrá la publicación automática de un hecho relevante. No entendemos necesario registrar un nuevo folleto.

>Así mismo ¿cambiar los términos del folleto no debería dar automáticamente derecho de separación a los partícipes sin comisión de reembolso? En la actual redacción no queda lo suficientemente claro a mi entender al decir: “Dichas modificaciones se harán públicas en la forma legalmente establecida pudiendo, en su caso, otorgar al partícipe el correspondiente derecho de separación.

Blanca/Mónica: Como hemos indicado, nuestro escenario es la no necesidad de registrar nuevo folleto.

> Tras repasar toda la información disponible de Microcaps parece que su cierre es por el interés de sus partícipes y no tanto por el de la gestora que, con ese modesto patrimonio de hasta 100 millones iniciales, podría incluso no ser realmente rentable de cara a su cuenta de resultados sobre todo comparándolo con los volúmenes de otros fondos propios cuyo desarrollo, en realidad, requiere del mismo proceso inversor. ¿Podríais, explicarnos cómo se fraguó dicho cierre y las razones que lo impulsaron?

Blanca/Mónica: El fondo nace con la convicción de que un fondo de estas características ha de tener un tamaño limitado. Siempre lo dijimos y lo comunicamos. Durante su corta vida, hemos analizando las posibilidades para limitar su volumen y hemos estado provocando el debate. La fórmula no es la más adecuada, pero estamos seguros que más pronto que tarde por el bien del partícipe y la industria en España se contemplarán los cierres duros/blandos, etc. En cualquier caso, llegado el momento, nuestra obligación era cerrarlo, y se ha considerado que esta es la forma óptima para ello.

> Aunque sea una decisión personal ¿qué porcentaje de patrimonio en renta variable recomendarían invertir en Microcaps y por qué?

Blanca/Mónica: Como gestora no podemos dar recomendaciones de inversión. Cada partícipe decidirá lo que estime conveniente. La realidad es que los partícipes de este tipo de fondos requieren un horizonte de inversión dilatado y el importe de su inversión en el Microcaps debe realizarse en función de su cartera total de Renta Variable. Pero esto son obviedades.

> Sabiendo diferenciar entre volatilidad y riesgo ¿parecería razonable esperar un rendimiento en torno al 12% anualizado de Microcaps siempre y cuando se respete el plazo indicativo de la inversión de al menos 7 años? De sopesar otro porcentaje ¿cuál sería? ¿Se puede saber cómo lo evaluáis?

Blanca: No somos magos, ni podemos garantizar rentabilidad alguna. Por ser renta variable muy especial deberíamos esperar el doble dígito siempre respetando el largo plazo.

> MVI es una gestora realmente atípica y sorprendentemente motivadora para muchos. No en vano publica abiertamente en su web su código ético, atiende a todos los interesados en sus fondos con gran amabilidad, profesionalidad y cercanía, y puede presumir de estar integrada por trece personas de las cuales ocho son mujeres, varias de ellas en puestos directivos. Desde luego los resultados de estos tres años parecen confirmar que las empresas deberían seleccionar siempre a los mejores, sin importar el género. ¿Cómo se realiza el proceso de selección del personal, acaso es por curriculum vitae ciego (sin dato alguno que identifique al candidato como su nombre o sexo), por ser conocido del equipo directivo o de la propiedad de la gestora o por una mezcla imponderable de circunstancias? Dicho de otra manera ¿cómo se consolida un equipo eficiente en la práctica?

Blanca: En la pregunta das tu opinión, que nos halaga, pero todo es manifiestamente mejorable. En Magallanes tenemos la ventaja de que los fundadores llevamos más de 20 años en el mercado, por lo que hemos tenido la oportunidad de conocer a magníficos profesionales en los que confiar. Dicho esto, en una entidad pequeña no hay que tener miedo a que existan rotaciones porque lo fundamental es mantener la cohesión y la cultura de Magallanes. Respecto al género, ni hemos apostado por las cuotas, ni hemos tenido miedo a contratar mujeres, y el resultado ha sido un equipo donde el 60% somos mujeres, estando la Consejera Delegada, la Directora Financiera y de operaciones y la Directora de Relación con Inversores.

> Si bien Blanca Hernández tiene un público reconocimiento nacional e internacional en el sector, Mónica Delclaux es todavía una desconocida para el gran público. A la vista está que su gestión en el departamento financiero está siendo todo un éxito. ¿Cómo es tu día a día Mónica? ¿Qué destacarías?

Mónica: Toda buena gestión se basa en una buena administración. Nuestro día a día transcurre como el día de un soldado de infantería en el frente; fuego de todos los sectores, ordenes de avanzar y conquistar colinas, de mantener la posición, y retroceder, siempre con la inestimable ayuda de nuestros aliados: los clientes y los colaboradores.

> ¿Qué fue lo que realmente impulsó tu trayectoria profesional para optar por integrarte en MVI? Suele decirse que el último trabajo es siempre el mejor siempre y cuando se tenga la opción de elegirlo ¿Mónica elegiste tú a MVI o MVI te eligió a ti?

Blanca: Si la pregunta se la haces a Mónica dudo que te la conteste. A ella le gusta estar en la sombra, así que permíteme que te responda. Mónica esta en el embrión de Magallanes, es más yo jamás me hubiese lanzado a este viaje sin ella. Mónica fue una de mis primeras jefas y no he parado de aprender de ella desde entonces. El rigor, la búsqueda de la excelencia, la honestidad, el trabajo duro y que el cliente es lo primero son algunas de sus señas de identidad, por no hablar de su lado humano.

> ¿Con qué va a sorprendernos MVI en el futuro? ¿Acaso ya estáis trabajando en algún producto que podáis susurarnos en primicia?

Mónica: En Magallanes no buscamos sorprenderos. Nuestra vocación es dar un buen servicio y buena rentabilidad en los productos actuales.
Blanca: Jamás sacaremos un producto para que la gestora crezca ni aún cuando estén todos los fondos cerrados. Al igual que con el Microcaps, si lanzamos otros productos será porque consideremos que es una auténtica oportunidad para todos y nosotros -como lo venimos haciendo en todos los fondos que hemos sacado- por supuesto invertiremos también. Si quieres un susurro: hay una clase de activos que siempre nos ha enamorado porque combina rentabilidad económica con rentabilidad social, los microcréditos.

(Nota final): sin tener en cuenta el “Fidelity Iberia” por estar domiciliado en Luxemburgo, “Magallanes Microcaps Europe” se convertirá probablemente en el segundo fondo español en cerrar tras “Santander Small Caps” el 13/03/2018.

19/04/2018: se confirma el cierre del fondo: