Los indolentes del Mundial

Aunque el titulo denote que este articulo se trata de política, por el contrario este articulo de opinion se trata del por qué el mundial es de las cosas que nos hacen para algunos, unos indolentes que no les importa la Guajira, los miles de falsos positivos o los cientos de crímenes cometidos por nuestros dirigentes; que por lo contrario creo que nos hace humanos, nos hacer ser la mejor versión de nuestro país, un país en el que no haya división y negativismo en todos los titulares del país. La derrota de Petro dejó a muchos derrotados haciéndoles pensar incluso en irse del país; para otros fue la confirmación de que la economía del país seguirá siendo la misma o estará creciendo en los próximos 4 años.

El mundial es muestra de como un país con miles de problemas puede olvidarse de ellos y creer inocentemente en que el futbol los hará desparecer. La solución no está en el dejar de hablar del mundial o muchos menos en cancelar la subscripción de DirectTV; la solución está en encontrar el equilibrio entre preocuparse por los problemas del país, hacer nota su descontento y hacer cosas al respecto, está en que ver el mundial nos permita soñar en ser los mejores y en que no nos reconozcan como el país narcotraficante que aún nos suelen decir, por eso aprovecho el tema para contarles sobre mi amigo Eoin Leavy de Irlanda y que hace el mundial a los colombianos.

El “Gringo” siendo Colombiano
El como muchos extranjeros o mal llamados “Gringos” ha venido con la idea de encontrarse con una Colombia estancada en los 90’s donde carros-bombas, secuestros y asesinatos en plena luz del día era el pan de cada día. Por fortuna se encontró con un país rico en sus personas, en la calidez con el que recibimos al que no es de aquí; el sin importar los problemas que aun sigue teniendo el país, se puso la camiseta de “La Sele” como un colombiano mas, porque aunque no nos parezca Colombia es un país que a mucho les gustaría ser parte.

Papa e hijo juntos

El mundial une al hijo que nunca ve a su papá porque siempre está trabajando.


Lleva a las calles a los niños que ya no juegan al escondite, sino que juegan en su computador o celular.


Todos reunidos celebrando en Bogotá

Congrega a los ciudadanos de todos los estratos, llevándolos a las calles a celebrar unidos, sin importar el celular, carro o salario.


Colombia no resolverá sus problemas hoy y tampoco en 4 años, pero tampoco se resolverán solos sino nos ponemos la 10.