El Partido de la Red, desde adentro

Mi experiencia de 5 meses


Hacía años que soñaba con la idea de modernizar el sistema político
por medio de las nuevas tecnologías. Pero durante todo ese tiempo no
encontraba a nadie que lo estuviera haciendo en Argentina, y yo no
contaba con la capacidad para poder iniciar un proyecto de tal envergadura.
En Agosto de 2013 de forma casual llegó a mis manos una entrevista a
Santiago Siri. En la foto que acompañaba la nota, estaba Siri junto a un monitor con una imagen que rezaba:
“Votá Ideas, No Personas”

Inmediatamente busqué ese eslogan en la web y una sonrisa gigante se
me dibujó en la cara cuando llegué a la web del Partido de la Red (PdR).
Por fin un grupo de compatriotas estaba dando el primer paso.
No indagué mucho más, solo busqué el mail de contacto e inmediatamente
les escribí que quería sumarme!

http://www.lanacion.com.ar/1604782-la-generacion-tecnomilitante-cambiar-el-mundo-desde-la-web
EL PRIMER CÍRCULO — LA LISTA RED

Largos días después me llegó una invitación para asistir a una charla informativa.
Las charlas informativas funcionan como la puerta de entrada al partido.

Durante más de una hora, cinco de los miembros que integran parte del
grupo más antiguo de este movimiento, expusieron cuál era la idea, qué
habían hecho hasta el momento y cuáles eran los próximos desafíos.

La idea es que los legisladores del PdR siempre votarán de acuerdo a lo que los ciudadanos decidan en una plataforma Web llamada DemocraciaOS.

Cualquier persona empadronada en la ciudad podrá acceder vía Web a
DemocraciaOS para informarse y debatir con otras personas cada proyecto de ley de su interés.
Luego podrá votar por SI, NO o ABSTENCIÓN (Democracia Directa), o en el caso en que no se sienta capacitado para decidir sobre un tema en particular, podrá delegar su voto en alguien con más conocimientos sobre ese tema específico (Democracia Representativa Dinámica).
Una vez terminada cada votación todos los votos son públicos.

El principal paso hasta ese momento era haber conseguido las firmas de
más de 4.000 personas que apoyaban la creación de este nuevo partido.
Este paso se llama adhesiones y le permite a un proyecto político
convertirse en un proto-partido que puede participar por única vez de
las elecciones solo para cargos locales.

El siguiente paso era participar en las elecciones 2013 para la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Todos los que participan de esta reunión son sumados a un Grupo de mails llamado Lista Red.
En esta lista todos los miembros pueden intercambiar opiniones vía mail
sobre el PdR y temas relacionados. También, son informados e invitados a participar de los diferentes eventos e iniciativas.

Al terminar ese primer encuentro me fui con la sensación de que las personas que formaban el PdR ya habían avanzado mucho y que tenían muy claro cómo seguir haciéndolo.
Lo que no me quedó nada claro era que podía hacer yo.

Durante varios días esperé a que el partido difundiera algún video que
pudiera compartir con mis conocidos para entusiasmarlos a votar por
esta Idea.
Como el video no llegaba, le dediqué un fin de semana para hacerlo.
Luego, lo compartí con los miembros de la Lista Red y minutos después
Santi Siri empezó a hacerlo circular por la web, a pesar de que varios en
esa lista de mails se preguntaban qué se debía hacer con el video.
En ese momento no sabía cómo era la estructura del partido, por qué,
cómo y quienes decidían las cosas.
Para que otras personas no pasen por esos mismos interrogantes, hoy
sentí la necesidad de escribir estas lineas.

Mi primer Video de Campaña: http://www.youtube.com/watch?v=ZNYVKs6fLkc
LA CAMPAÑA

Durante los próximos meses el objetivo del PdR fue hacer una campaña
política con un presupuesto mínimo. El objetivo era conseguir más de
60.000 votos para lograr una banca en la legislatura porteña.

Se eligieron los candidatos y se creó un comité de campaña.
Por medio de la Lista Red me enteré de cómo se eligieron los candidatos y quienes tomaban las decisiones.

EL SEGUNDO CÍRCULO — LA LISTA EJECUTIVA

El segundo círculo se llama Lista Ejecutiva y estaba integrada por los
fundadores del partido y la gente que en los comienzos se fue sumando
a este movimiento.

También se comunican por un Grupo de mails, pero a diferencia de la
Lista Red, hacen una asamblea presencial todos los Viernes para decidir qué pasos continúan dando.

Foto Oficial de la boleta de candidatos del PdR.

Como no hay forma legal que asegure que un legislador del PdR votará
siempre lo que decidan los ciudadanos, los primeros candidatos debían
ser los más comprometidos y expuestos por defender esta Idea, más allá
del PdR.

Los miembros y simpatizantes del PdR son llamados PARES.
Los Pares de la Lista Red, estuvimos muy activos durante el tiempo de
campaña. En lo personal, mi trabajo voluntario no bajaba de las 4hs
por día.

El trabajo colectivo fue muy visceral, la inmensa mayoría de los pares
que integran el PdR nunca habían participado activamente en política y
menos aún habían trabajado en una campaña. Todo se hacía a pulmón y la
falta de presupuesto nos forzaba a la búsqueda constante de soluciones
creativas.
El PdR fue el único partido político que pagó sus boletas con
donaciones hechas desde una plataforma de Crowdfunding (Ideame.com)
Hicimos fotocopias, usamos sellos de tinta manuales o escribimos de
puño y letra, los mini-volantes que repartíamos.

Primer Candidato del PdR en el Subte explicando la propuesta.

Muchos pares, incluidos los primeros candidatos, se subieron al subte
como vendedores ambulantes a “gritar” la idea vagón por vagón.
Con material reciclado se construyo un Caballo de Troya y a fuerza de
voluntad se lo llevo a pasear por toda la ciudad.

El Caballo de Troya del PdR llega a la Legislatura.

Un esfuerzo descomunal para gente que (como es mi caso) trabaja gran
parte del día, tiene familia y cuenta con poco tiempo libre.
Pero esta IDEA llamada PdR es muy poderosa. Cuando te toca, te entra
profundo en el corazón y tu mente no entiende cómo podemos
comunicarnos e interactuar con todo el planeta a la velocidad de la
luz y al mismo tiempo vivir en la época de las carretas a nivel del
sistema político.

El 90% de los porteños que había participado de las PASO no tenía idea
que en el cuarto oscuro se iban a encontrar con una boleta más que en
las primarias.
Los gobiernos no informaron, la prensa no le dio importancia, y los
votantes en consecuencia metieron en el sobre la boleta de
Legisladores de la ciudad que se encontraba pegada a la de Diputados
Nacionales.

Pero 21.943 personas entraron al cuarto oscuro decididas a
votar por el PdR y cortaron boleta.

La campaña terminó sin que nuestra ciudad consiga tener el primer
Legislador Web del mundo, pero le dio a esta Idea una base para que en
el 2015 este hito se pueda alcanzar.

LOS NODOS

Unas semanas después de las elecciones, recibí un mail donde me
invitaban a participar de la reunión de los viernes.
Luego de asistir a esa reunión mi mail fue incluido en el grupo de
mails de la Lista Ejecutiva y pasaba a formar parte del grupo de
decisión. Una veintena de pares se integraron a la Lista Ejecutiva
luego de las elecciones.
Cualquier par de la Lista Red puede ser propuesto por un par de la
Lista Ejecutiva para sumarse a la asamblea de los viernes.
Un total de 90 pares integramos hoy la Lista Ejecutiva, aunque
ciertamente no todos están activos.

Este grupo de decisión y acción distribuye su trabajo por medio de
Nodos. Que son grupos de pares que se dedican a una tarea concreta.
Actualmente hay 10 Nodos activos.

Yo trabajo en dos Nodos, Afiliaciones y Comunicación Interna.
En Afiliaciones tenemos como objetivo conseguir 4.000 afiliados en
menos de un año, si lo conseguimos el PdR se consolidará legalmente
como partido político, permitiéndole participar de las próximas
elecciones. Si no conseguimos nuestro objetivo el PdR legalmente
dejará de ser un partido político.

El Nodo Banca 61, es un ambicioso proyecto para el año legislativo y
consiste en publicar los proyectos de ley en la plataforma Web
DemocraciaOS para que los vecinos puedan informarse, debatir y votar.
Como el PdR no tiene legislador, ese voto no será vinculante pero
servirá para probar el sistema, educarnos ciudadanamente y llegado el
caso, generar presión para que la legislatura escuche las voces de los
vecinos de la ciudad.

Por otra parte, en estos momentos hay un Nodo embarcado en la difícil tarea de pensar una muy ambiciosa Carta Orgánica.
Tarea extremadamente compleja si se quiere dar un salto evolutivo en
la forma de hacer política, privilegiando la horizontalidad y el
trabajo colectivo.

FUNDACIÓN Y PARTIDO

El PdR nació de la necesidad de salir de la teoría y aplicar este
método de forma real en el sistema político.
El partido político es el medio para lograrlo pero no el objetivo.

La utopía a alcanzar, es que todos los partidos políticos usen
DemocraciaOS o un sistema similar para que los debates y decisiones
incluyan a miles de personas.

Por eso la plataforma Web llamada DemocraciaOS no es propiedad del PdR.
La Fundación Democracia en Red es quien lleva adelante el desarrollo
de este soft, y aunque el PdR es el principal requirente, el espíritu
de esta Idea va más allá de un partido político.

La Fundación es la garante que, pase lo que pase con el PdR, el soft DemocraciaOS se siga desarrollando y esté disponible para cualquier organización que en el futuro esté dispuesta a involucrar a los ciudadanos en sus decisiones.

HORIZONTALIDAD Y PLURALIDAD

Siempre digo que la pluralidad del grupo humano que forma el PdR tiene
que ser su fortaleza, porque si es su debilidad “estamos fritos”.

Todas las decisiones se toman de forma horizontal y con liderazgos
dinámicos.

Filosóficamente esto es un gran mérito, pero en la práctica muchas
veces hace que los tiempos de respuesta sean lentos y las
responsabilidades se licuen.
De hecho, el PdR le propone a la sociedad, un método para participar
en los procesos legislativos y no en los ejecutivos.
Por lo que todavía no contamos con un método teórico o práctico, más
allá de la asamblea, para tomar las decisiones.
Cuando se consigan 4.000 afiliados, va a ser un gran desafío interno
encontrar un método que mantenga la horizontalidad dentro del órgano
ejecutivo del partido.

LOS DESAFÍOS Y EL FUTURO

Durante el 2014 el PdR tiene que conseguir 4000 afiliados para
mantener su condición legal de partido político.
Este es un desafío gigante, cada afiliación debe completarse a mano
por triplicado y acompañarse por triplicado también de la fotocopia de
las dos caras del DNI.
Sin recursos económicos y solo con el trabajo voluntario de menos de
20 personas deberíamos lograr que 1 de cada 5 votantes complete ese
trámite. A simple vista, la tarea parece muy difícil de lograr.
A pesar de este panorama tan desafiante, todos los días trabajamos
para conseguir este hito fundacional.

El otro gran desafío es cómo triplicamos el caudal de votos conseguidos,
para logar una banca en 2015 que nos permita probar este método desde
adentro del sistema político.

La gran ventaja con la que corre la propuesta del PdR, es que todos
los días la tecnología da un paso hacia el futuro.
No nos damos cuenta de que vamos montados en un tren de alta velocidad.
Desde una ventana vemos como el horizonte se mueve lentamente pero los
ojos de la historia nos ven avanzar a una velocidad nunca antes vista.

Durante mis 40 años de vida, la potencia de cálculo de un edificio paso a caber en la palma de una mano y la transferencia de datos se disparó a números nunca imaginados, empezando a diluir las fronteras.

Este avance no es lineal, cada año se va multiplicando.

Cada vez habrá más y mejores herramientas para trabajar masivamente de
forma colaborativa y consensuar decisiones.
Y tarde o temprano los gobiernos se verán presionados a integrar esas
herramientas al sistema político.
Es solo cuestión de tiempo.

Los últimos 30 años demostraron que la democracia no alcanza para comer,
educar y curar.
En esa misma cantidad de años la tecnología demostró que esas tres cosas se pueden hacer cada vez más accesibles para todos.
Inclusive, la tecnología puede darnos nuevas herramientas para mejorar la democracia.
Esto último es por lo que trabajo todos los días dentro del PdR y espero que Vos al terminar de leer estas lineas también te decidas a apoyar este cambio.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.