Robotech, la serie que comenzó todo

Revisaba mis discos y me encontré con el blu-ray de Robotech: The Shadow Chronicles, la secuela de la serie animada que Harmony Gold presentó en América en los ochenta. Fue muy grato verla y al hacerlo me percaté de lo mucho (y a la vez muy poco) que sé sobre la historia. Decidí comenzar una serie de entradas en las que hablaré grosso modo de las mitologías que conozco y disfruto. Sirva pues esta serie como una guía condensada de lo que se presenta con mayor profundidad en las muy diversas wikis que existen en internet.

El nombre

Lo que en occidente conocemos como la saga de Robotech es en realidad una historia adaptada y producida para Norteamérica por Harmony Gold y Tatsunoko Productions que entrelaza tres series de animación japonesas, dos de las cuales estaban previamente relacionadas.

El nombre Robotech fue originalmente acuñado por la manufacturera americana de modelos a escala Revell para dos líneas de vehículos robóticos de mediados de los 80, inspiradas en los modelos de las series animadas Fang of the Sun Ougram (1981), The Super Dimension Fortress Macross (1982) y Super Dimension Century Orguss (1983).

De inspirarse en los diseños de esas tres series nacieron las colecciones de modelos a escala Robotech Defenders y Robotech Changers, que fueron acompañadas por una serie limitada de historietas publicadas por DC Comics, la cual consistiría de 3 ediciones, aunque se canceló tras la segunda.

Un año después de la cancelación de la serie de cómics Harmony Gold presentó su serie animada adaptada a partir de tres animaciones. Las dos primeras: Super Dimensional Fortress Macross (超時空要塞マクロス — Chōjikū Yōsai Makurosu) y Super Dimension Cavalry Southern Cross (超時空騎団サザンクロス — Chōjikū Kidan Sazan Kurosu) pertenecientes a la serie japonesa Chōjikū (Super Dimension); y una tercera llamada Genesis Climber MOSPEADA (機甲創世記モスピーダ — Kikō Sōseiki Mosupīda).

Las tres series compartían una estética similar, basada en conflictos entre humanos a bordo de vehículos robotransformables e invasores alienígenas.

La historia

Los 85 episodios de la serie relatan el conflicto intergaláctico en el que los humanos de la Tierra se ven envueltos por casualidad.

In-universe, en el año 1999 una fortaleza espacial abandonada de origen alienígena impacta sobre la Tierra, poniendo fin a una guerra mundial. La comunidad científica del mundo pasa los siguientes 10 años investigando la tecnología del crucero y reconstruyéndolo como la SDF-1, nave insignia de la flota terrestre unida.

En el año 2009, una flota de naves alienígenas aparece en el Sistema Solar con la intención de reclamar la SDF-1 de la raza humana. Ellos son los zentraedi, una raza de guerreros gigantescos creados genéticamente para ser los guardianes y soldados de sus amos.

Como reacción a la llegada de la flota zentraedi la SDF-1 activa sus defensas automáticas y dispara su cañón principal; acto seguido, una fuerza zentraedi ataca y ocurre la primera refriega entre las fuerzas terrestres a bordo de sus cazas robotransformables, los Veritech, y los invasores. Rick Hunter, un piloto de acrobacias, se ve inmerso en el combate aéreo por estar a bordo de un Veritech y es arrastrado junto con toda la ciudad a la órbita de Plutón cuando la SDF-1 realiza un salto de superposición.

Esta primera generación se caracterizó por el melodrama alrededor del triángulo amoroso de Hunter, Lisa Hayes y Lynn Minmei, una artista local. A decir verdad la historia romántica opacó en buena medida a la acción mechas vs aliens y es algo que no se extraña.

Durante el transcurso de la serie aprendemos que los zentraedi fueron enviados por los Maestros de la Robotecnia, un oscuro grupo de tecnócratas que gobiernan a los tirolians, una especie humanoide nativa de Tirol, mundo que orbita un sistema planetario del grupo local. Los Maestros despacharon a sus soldados para recuperar la matriz de protocultura, es decir la fuente de energía de la SDF-1 y la base absoluta del desarrollo de la robotecnología.

Al paso de los episodios los zentraedi y los humanos se asimilan en una sola cultura y deciden hacerle frente a los designios de los Maestros.

La historia de la Segunda Generación arranca en el año 2029. Las razas humana y zentraedi se han unido, aunque los conflictos en la Tierra han resurgido. Rick Hunter (a quien sólo se menciona) es ahora almirante de la Fuerza Expedicionaria Robotech, que ha dejado la Tierra con destino a Tirol, el mundo hogar de los Maestros de la Robotecnia, a bordo de la SDF-3.

En la Tierra, Dana Sterling, hija de Max Sterling, piloto de la primera generación, y Miriya, expiloto de las fuerzas zentraedi que originalmente atacaron a los humanos, opera en el Ejército de la Cruz del Sur, parte de las Fuerzas Unidas de la Tierra.

Durante este arco se desarrolla la Segunda Guerra Robotech, cuando los Maestros de la Robotecnia invaden la Tierra huyendo de una invasión que otra especie alienígena lanzó sobre Tirol. Los mechas por excelencia de esta generación son los Veritech hovertanks.

Aquí se descubre el origen de la matriz de protocultura: tiempo atrás un miembro de los Maestros de la Robotecnia visitó el mundo de los invid, una raza de insectoides humanoides inmortales que cosechan la energía de las flores de la vida, cuyo fruto es una fuente prácticamente inagotable. Por supuesto, robó el fruto y construyó con él la matriz de protocultura, que tiempo después fue a dar a la Tierra tras un conflicto en el que su artífice, Zor, perdió la vida.

Tras fallar los zentraedi y por la inminente invasión de los furibundos invid a su mundo natal, los Maestros avanzan sobre la Tierra para reclamar la vida vegetal que ha florecido en el sitio de descanso de la SDF-1, derribada durante la Primera Guerra Robotech, esperando alcanzar su matriz antes de que la atención de sus némesis se dirija hacia acá.

Dana y las fuerzas humanas mantienen a raya la invasión de los Maestros hasta que un espía de éstos, un clon del fallecido Zor, los traiciona y extrae protocultura de los frutos, acabando con sus congéneres y alertando finalmente a los invid, que ya investigaban la Tierra.

La Tercera Generación presenta a los miembros de la Fuerza Expedicionaria Robotech volviendo a la Tierra tras años en el espacio y lanzando una fallida operación miltar para acabar con la ocupación invid del mundo terrícola. Los alienígenas se han hecho con la matriz de protocultura y han esclavizado a los humanos que no alcanzaron a evacuar el planeta, además de haber diezmado a las fuerzas tiroleans restantes.

Esta tercera serie presenta a los Veritech Alpha y Beta, además de las motocicletas Cyclone, que se transforman en trajes robomecánicos armados.

Aquí Scott Bernard, único sobreviviente de la fuerza militar de la 21ª División de Marte que intentó retomar el planeta, lidera a un creciente grupo de resistencia que con tácticas de guerrilla avanza hacia la colmena principal de los Invid en la otrora Norteamérica, sitio denominado Punto Réflex. Este arco quedó inconcluso y no fue sino hasta 2006 cuando se presentó el desenlace de la serie en la película animada Robotech: The Shadow Chronicles, que presenta un nuevo conflicto tras la alianza de los humanos con los haydonites, llamados Hijos de la Sombra por la Regess invid.

En The Shadow Chronicles los haydonites, seres enteramente robóticos, engañan a los humanos para utilizar tecnología bélica peligrosa en contra de los invid, pues ven en ellos, los humanos, zentraedi, tirolians y todo aquel que acceda al poder de la protocultura, una amenaza a su poderío.

Robotech se convirtió a lo largo de los años en una metaserie, enriqueciéndose a través de la narrativa transmedia por medio de series de cómics, novelas y videojuegos. Actualmente se espera que Warner Bros. produzca una película live-action, lo que por desgracia puso un alto indefinido (de nuevo) a la continuación y el paulatino cierre de este gran relato.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.