Que nadie desaparece si sigue presente en el corazón, pero joder, ojalá haber podido verte crecer. Felicidades.