Ágata, la primera copa menstrual hecha en Colombia

La copa menstrual además de ser un producto diseñado para llevar el periodo, se ha convertido en un referente ecológico, porque tiene una duración de aproximadamente 10 años y genera un cambio positivo en la relación de la mujer con su propio cuerpo y su menstruación.

Lacopitamenstrual es una empresa que nació en Colombia hace año y medio y fue una de las primeras en distribuir diversas marcas a nivel nacional, finalmente hace más de un mes lanzaron su marca Ágata, encargándose de producir una copa que integrara las necesidades en un solo modelo; porque aunque no lo crean las copas menstruales tienen características y tallajes distintos.

Aunque actualmente se le conoce como un producto “novedoso”, existe hace más de 85 años en el mercado y promueve el equilibrio de la salud íntima, evitando además la contaminación ambiental. Generalmente se desconoce su impacto en el medio ambiente pero según estadísticas, una mujer puede llegar a desechar 10.000 toallas y tampones durante todo su ciclo menstrual y reproductivo, transformándose en un material prácticamente imposible de reciclar. Además, muchas mujeres y organizaciones cuestionan los procesos productivos de los productos convencionales porque consideran que hay una problemática incluso en torno a los derechos humanos, ya que la salud menstrual hace parte de un tema de justicia social y no toda la población femenina tiene los recursos para manejar su menstruación, o tiene acceso a agua potable.

Lo interesante de la copa menstrual es que más allá de ser un producto sustentable porque evita la producción de toneladas de basura, abarca un colectivo que vincula temas de salud sexual y reproductiva desde el cuidado y además conecta a la mujer en relación a su ciclo menstrual. Si deseas conocer más información visita www.lacopitamenstrual.com o contacta Lacopitamenstrual en Facebook.