Remember December

Créditos de fotografía @mariamurquilla en instagram

Amo tanto esta época, primero por mi cumpleaños (17 de Diciembre) me encanta salir porque no importa a dónde vaya hay decoración por todos lados y eso me hace sentir en una fiesta de cumple que dura todo un mes; segundo porque este mes tiene una historia muy triste, no la revivo pero me gusta reflexionar y ver dónde estoy ahora, que a pesar de lo lamentable que fue vendrían Diciembres mejores.

Imaginan cómo fuera si les rompieran el corazón una día antes de su cumpleaños… pues justo eso fue lo que me pasó. Una de mis mejores amigas cumple años un día antes que mí cumple; entonces ya estaba en la agenda una celebración juntas. Y justo el 16 me doy cuenta de todo, les dejaré a su imaginación los detalles, solo les diré que fui la niña enamorada que creyó a todo lo que le dijeron.

Wow el día de la celebración tenía tantos sentimientos encontrados, por un lado estaba junto a mis mejores amigos en un lugar fantástico, pero por dentro recordaba todo…

Al terminar la cena fuimos al mirador que está dentro del restaurante, miré al cielo y con todo mi corazón prometí que la próxima vez que regresara a ese lugar sería de manera diferente.

Les confieso que esa promesa no sólo tenía que ver con ese lugar o ese mes, más bien abarcaba mi vida. No iba a permitir que el dolor afectara mis sueños y todos los planes que tenía en mi mente para esa época.

Y así fue todo, eso que sentía fue la gasolina de mi motor. Mi respuesta a esa traición sería mas bien levantarme y demostrar que no podrían destuírme.

Ahora en cada Diciembre me tomo el tiempo para apreciar a quienes me rodean, para agradecer por lo que tengo y les confieso que no he regresado a ese restaurante. Pero si lo hago estoy segura que será con una sonrisa.

Amo Diciembre y lo recuerdo porque en él hay una promesa que debo de seguir cumpliendo y es la de avanzar a pesar de todo.

Nada ni nadie debe detenernos ¡Sigue avanzando! hasta llegar a donde deseas estar. Nada es para siempre al menos en esta vida, y que todo lo que te pase (bueno o malo) sirva de aprendizaje. De eso se trata la vida de aprender y volver a intentar.