Los medios de comunicación: ¿defensores?

El rol de los medios masivos de comunicación.

Según la posverdad: los medios de comunicación masivos murieron hace tiempo. No son más ese recurso para guiarnos y develarnos una verdad que esconden los verdaderamente poderes del sistema capitalista. Ya no es así, ahora hay otros intereses en juego.

Los medios se terminaron, se convirtieron en el sub-medio para el linchamiento mediático. De hecho los noticieros son la herramienta para atormentarnos, enfermarnos, asustarnos de lo que pasa, temer de una gran mano pesada y no generar un pensamiento verdaderamente crítico para enfrentar la realidad “tormentosa”. Pero, ¿qué podemos hacer frente a ellos?, ¿qué podemos hacer para luchar contra los monopolizadores de los temores, ¿cuál es la solución frente a este dilema existencial?

TV de hoy en día.

La respuesta está y llegó: apagar la televisión. Hay que cortar el mal de raíz. No importa ver un noticiero pro-gobierno o anti-gobierno, todos están haciendo exactamente lo mismo: atormentarnos. Expandir las malas noticias, acabar con el pensamiento crítico, perseguir a las “brujas”, perseguir a los pensadores libres y ocultar la verdad. El promedio de noticias puramente “buenas” es muy pequeña y las malas son mayoría cuando debería ser lo contrario.

Cuando estás viendo un noticiero ya sea como televidente, crítico, de forma irónica te estás hiriendo, te estás matando lentamente. La TV de hoy es una droga dura. Lo mejor es dejarla y no estar pendiente de las noticias. Si queremos vivir felices, contentos y alegres esa es la respuesta. No es imposible, la TV de hoy en día nos hace mal.

Ya lo dijo McLuhan: “somos lo que vemos” y lo que vemos somos nosotros.