Roulette: Cómo Diseñar Soluciones Innovadoras en Equipo

En esta ocasión te contaremos una metodología muy divertida que usamos para explorar nuevas funcionalidades y conceptos para productos digitales.

Al abordar un nuevo proyecto, el trabajo que hacemos con nuestros clientes comienza identificando cuál es la problemática que quieren resolver con el producto digital que nos piden diseñar. Teniendo esto claro, continuamos con la exploración de conceptos, ideas y flujos para dar una solución a dicha problemática.

Realizamos distintas actividades grupales para generar nuevas ideas, donde en las que empleamos diversas técnicas para idear, prototipar y validar conceptos de producto y en esta ocasión les vamos a contar sobre una de ellas, que internamente llamamos “Roulette”.

El término francés Roulette significa “ruedita” o “rueda pequeña”. Digamos que hacemos una ruedita donde el denominador es la Creatividad.

La Roulette de Diseño

Esta técnica tiene origen en una metodología conocida como “brainwriting” donde los participantes escriben muchas ideas relacionadas con un tema en tarjetas con tal de generar nuevos conceptos. En Minami lo hacemos a nuestra manera: dibujando.

La Roulette es una actividad grupal donde varias personas generan bocetos sobre una misma idea simultáneamente y después de un número de minutos predeterminado, pasan sus bocetos a otra persona del grupo para que continúe trabajando sobre el mismo boceto.

Caso: La Odisea de Esperar la Hamburguesa

Recientemente estuvimos trabajando en diseñar una app para iPhone X que busca hacer más fácil el proceso de pedir comida rápida online… bueno, específicamente hamburguesas :).

Existen muchas plataformas y pocas soluciones de diseño originales.

Después de crear nuestro Mapa de Evolución para este proyecto y entrevistar a personas que utilizan apps para pedir comida online, descubrimos que la mayoría considera que no es nada grato tener que ver un mapa para seguir su pedido y los estados del mismo (la comida se está preparando, la comida está lista, ha sido recogida, etc.). Qué aburrido ¿no?.

Así que decidimos hacer una Roulette partiendo de las siguientes premisas:

  • Mejorar la experiencia de esperar a que nuestro pedido llegue, y…
  • Generar una conexión (engagement le llaman por ahí), de valor entre Dlivr (la marca ficticia que creamos para este proyecto), y los fieles clientes que comprarán a través de la nueva app.

Manos a la Obra

La consigna estaba clara: Teníamos que crear algo distinto, único y nunca antes visto para la pantalla en la que las personas ven el estado de su pedido. ¡No más “ETA”, ni resúmenes aburridos! Algo divertido y que permitiera que la marca generara una relación especial con sus clientes.

Con todo el entusiasmo del mundo, Iaiá, Ferdie, Adri, Javi, Facu y Dani esperábamos que Erik, nuestro moderador designado, diera la señal de inicio para empezar a bocetar las ideas que cada uno venía imaginando mientras escuchábamos la consigna.

Empezamos todos al mismo tiempo, dibujando lo más rápido posible para hacer nuestro concepto lo más completo que el tiempo nos permitiera. Repetimos la misma secuencia durante seis veces, trabajando durante tres minutos cada uno en el concepto que nos llegaba del compañero a la izquierda, hasta que cada uno recibimos, con sorpresa y novedad, el concepto que habíamos iniciado y ahora había evolucionado.

Este concepto lo inició Javi: Fuimos de una experiencia basada en mapas, a otra donde los amigos se convertían en ingredientes para armar y ganar una hamburguesa.
¿Escanear a un amigo cuando lo ves para obtener premios? ¡Quizás sea más fácil invitarlo a comer una hamburguesa y jugar Mario Kart!

Lo que siguió es de imaginarse: Muchas risas, preguntas, aclaraciones o bromas sobre los conceptos que nos habíamos estado pasando y tantas ideas creativas que si no fuera en grupo nunca las habríamos generado.

Así, llegó el momento para que cada uno contara su idea original y para que los demás comentáramos qué habíamos entendido y cómo habíamos encontrado formas de alinear, en nuestros propios términos, cada concepto con los dos objetivos que definimos al inicio.

Checkpoints en un mapa, perfiles de las personas que desenvuelven hamburguesas más rápido y canje de promos entre clientes fieles al negocio…
Cupones parà regalar a tus amigos, un nuevo juego inspirado en los casinos y un mapa mucho más divertido…
Realidad aumentada, descubrimiento de productos ocultos en tu vecindario, ranking de clientes más fieles… ¡un sinfín de posibilidades!

Afinando el Concepto

Una vez que hicimos nuestra Roulette, trabajamos en combinar, modificar, quitar y generar nuevas ideas (algo que en la jerga se le conoce como la metodología de SCAMPER), a partir de los conceptos que habíamos generado, llegando al siguiente enunciado:

Cuando aparezca la pantalla de confirmación del pedido, vamos a mostrar un mensaje bien prominente que invite a la persona a jugar.
— “¿A jugar qué?” se podría preguntar uno.
— “Si solamente estoy esperando mi comida….”.
Hablamos de un juego único y muy divertido. Queremos que la persona se pregunte “¿Qué tipo de juego me podría encontrar acá?
Así es que diseñamos un juego que sucede sobre el mapa donde uno rastrea su pedido, sobre el cual la persona tiene tres oportunidades de lanzar dados, cada uno de los cuales contiene diferentes productos de Dlivr. Si los dados caen sobre la ruta que recorrerá el repartidor, el cliente recibirá esos productos totalmente gratis con su próximo pedido. ¿Esto es esperar de otra manera, no?

Con esta idea en mente, ahora sí, empezamos a trabajar en wireframes que reflejaran la idea que habíamos generado entre todos. La siguiente imagen muestra un wireframe de baja fidelidad, con nuestra idea.

¡Llegó el momento de diseñar!

Después de validar los wireframes, cerrar el flujo de las interfaces y definir qué interacciones habrían, avanzamos con lo que más nos apasiona: crear el diseño visual. Definimos tipografía, retículas, colores, micro interacciones y motion para darle vida y personalidad a esta original idea, llegando al resultado que compartimos a continuación.

Este es el resultado al que llegamos: Una forma divertida y gratificante de esperar a que llegue tu hamburguesa :).
Por cierto… esta es la marca que diseñamos para esta app. ¿Les gusta?

Conclusión

Como puedes ver, aplicar Roulette en tus proyectos puede llevarte a crear soluciones únicas e innovadoras, sea que lo apliques de la manera en que lo hicimos en este proyecto o por ejemplo, online o con compañeros de tu equipo que no son diseñadores. Lo importante es animarse a probar ✌️.

Las siguientes son algunas recomendaciones para hacer una Roulette exitosa:

  • Que participen al menos tres personas, no necesariamente diseñadores.
  • Representar todo lo que uno se imagine, aún no siendo buen dibujante.
  • Definir un período de tiempo para cada turno. Nosotros generalmente trabajamos con turnos de tres minutos y cuatro cuando consideramos que la idea es compleja o bastante abstracta.
  • No se vale explicar qué trató de dibujar cada uno. ¡Este es un ejercicio para dejar volar la imaginación y aplicar toda nuestra creatividad!
  • Mientras más variedad de lapiceras, plumones, colores y elementos tengan ¡mejor!
  • Si tu equipo está distribuido alrededor del mundo, puedes utilizar Freehand, de Invision, para trabajar en distintos canvas al mismo tiempo.

Esperamos que te guste el resultado y que esta metodología te pueda ser de utilidad en tu próximo proyecto.

Por último, te invitamos a seguirnos en Dribbble para ver nuestros últimos proyectos y las cosas en las que estamos trabajando.

¡Gracias por leernos!

Like what you read? Give Minami Digital a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.