Mi nombre no es Andrea, pero será el pseudónimo que usaré. Soy una joven, estudiante universitaria, fascinada por los fenómenos sociales, con fuerte crítica al sistema y que ama el arte. Además, tengo a mi pareja, un privado de libertad que lleva preso unos 10 años (+/-) y ha pasado por todas las pericias de un sistema tan punitivo (castigador) como el costarricense.

Espero que este espacio logre llegar a personas interesadas en el tema, pero sobre todo a aquellos que tienen familiares y amigos en privación de libertad. Quisiera que fuera un lugar donde pueden encontrar comprensión y cariño. Ciertamente se me ocurrió la idea ya que no encontraba nada ni nadie en Internet que hablara sobre esto, y creo que es algo que hay que visibilizar.

El sufrimiento en alguien que está preso no es sólo para él mismo, sino para los familiares y personas cercanas, que deben también pasar por tantas cosas.

Like what you read? Give Andrea Anónima a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.