"Tengo un corazón terco, tonto, raro, impredecible, temeroso y muchos defectos más; pero que sabe amar como pocos saben”.

Fue así como conocí a esta persona, un año y medio lleno de muchas risas, ansiando el momento para verlo, sintiendo muchos nervios al tenerlo tan cerca, llamadas por las noches, queriendo ser más que amigos y jamás pasó quizás porque en su momento me dejé llevar por comentarios negativos, no pensé bien lo que le dije y todo se convirtió en una amistad con derechos, una amistad con un sin fin de encuentros y de muchas emociones, me volví loca de amor, quizás hasta un poco obsesiva, él siempre tan carismático, tan seguro de sí mismo, tan relajado de la vida, tan sociable tan ‘caegordo’, noches de mucha risa, platicas eternas bebiendo alcohol, un mensaje el 31 de diciembre diciendo (¿Y si mejor nos casamos?)

Así cada encuentro enamorandome más y más…, ahora se fue ya es difícil que lo vuelva a ver pero me quedó con la mejor experiencia en la mente, en mi vida y lo más importante en mi corazón.

💗

Dicen que en los buenos buenos momentos no hubo tiempo de tomar fotos y así fue más sin embargo me quedo con la única foto que nos tomaron juntos.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.