Dice que no volverá, que hace tiempo debió haberse ido, que ésta decisión le hace feliz.

Gustosamente se sube al tren de sus deseos, avanza lentamente disfrutando la vida por primera vez y repitiéndose así mismo que nunca es tarde para volver a nacer.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.