OHANA

Me doy la bienvenida a esta plataforma que nos brinda la tecnología. Yo, Ingeniera (en proceso), en favor de la revolución tecnológica que nos ayuda a solucionar los más grandes problemas de nuestros días, pero en contra de la tecnología que nos hace alejarnos de la realidad. Anticipo una disculpa por las posibles fallas en mi redacción, soy dedicada a los números.

La decisión de aterrizar mis pensamientos y sentimientos en estas páginas intangibles pero transmisoras de sensaciones, se revoca a una plática de mis amigas, creó curiosidad por descubrir lo que me ofrecía. Este grupo de amigas, son personas que no encuentras fácilmente, con una gran capacidad intelectual. Todas y cada una de nosotras somos totalmente diferentes, cada una tiene una característica única que hace de nuestra sinergia algo verdaderamente especial.

Compañeras de la preparatoria, con historias diferentes, con sueños totalmente distintos y terminamos siendo una FAMILIA. Cada una con sus problemas, cada una con su mundo pero supimos compaginar en un agradable círculo de pláticas que parecían eternas, llenas de risas, preocupaciones y opiniones. No logro entender que fue lo que nos unió pero agradezco a ese tiempo y a todo lo que nos haya unido por haberlo hecho, por haber compartido momentos tan memorables en nuestro tiempo de escuela, pero sobretodo por seguir encontrando un refugio y apoyo en ellas en tiempos difíciles.

Tal vez hubieron diferencias, tal vez las situaciones que enfrentábamos nos apenaban tanto y no queríamos compartir e hicieron que nos alejáramos, y es ahora después de dos años de haber dejado el lugar que nos unió, que me doy cuenta que siempre estuvieron ahí y yo no quise verlo, es hoy cuando más sola me siento pero me doy cuenta que ustedes están conmigo. Tal vez ya no las veo y rara vez hablo con ustedes, tal vez me da pena hablar de mi situación, pero ya no más por que con las pocas de ustedes con las que me he acercado, con sus sabios consejos me reconfortan y me ayudan a ser fuerte.

Hoy, empiezo esta aventura. Días grises, días amarillos.

OHANA, means family, family means nobody gets left behind or forgotten.

Las amo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.