Papa mama por dos semanas

Estuve dos semanas cuidando de mis hijos y si antes respetaba a mi esposa y todas las mamas (que trabajan y que no trabajan), ahora lo hago al doble. Que cantidad de trabajo es llevar una casa, organizar la vida de los hijos y además hacer cosas propias (trabajar, hobbies, etc). No creo que pueda aguantar este mismo ritmo por meses, mucho menos por años.

Creo que somos afortunados (los hombres) en no tener la preocupación adicional de tener que organizar toda la vida de los hijos, que además tiene cambios imprevistos durante el día. Los planes que haces para mañana, nunca sabes si van a ocurrir o no. La creatividad de los niños para hacer sus propias cosas cambian cualquier plan que tengas. La paciencia de estar presente activamente con tus hijos por largos periodos de tiempo, pone a prueba hasta al mas paciente. La confianza de los hijos para tomar sus propias decisiones, muchas veces sin informar de sus planes, pone hasta al mas tranquilo bastante nervioso.

Que hice para sobrevivir? Lo primero fue relajar las reglas de disciplina, dejar mas espacio para hacer cosas, como: comer dulces entre semana, la hora de dormir un poco mas tarde, desayunar / comer / cenar quesadillas el mismo dia porque asi se les antojo y permisos para jugar ipad adicionales. La idea era evitar el mal humor, tratar de pasar estas dos semanas en un buen ambiente. Es verdad que para lograrlo tuve que sacrificar la disciplina, pero no supe hacerlo de otra forma.

Mis respetos y admiracion para todas las mamas, las que además trabajan un aplauso adicional, mas aún para las mamás solteras, todavía más para las mamás solteras que trabajan y mi máxima admiración para los papás solteros que tienen el cuidado de sus hijos.

Like what you read? Give Mauricio Navarro a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.