IBM apunta al sector financiero con su nuevo servicio de Blockchain

IBM ha anunciado el lanzamiento de un servicio que permitirá que los negocios construyan aplicaciones en su nube utilizando código Blockchain.

La compañía ha comunicado que su nuevo producto, al que han llamado IBM Blockchain, es el primer servicio que permite a los desarrolladores aplicar esta tecnología a nivel empresarial.

Lo han hecho utilizando Hyperledger Fabric, que puede procesar más de 1.000 transacciones por segundo y que tiene todas las características que las grandes compañías podrían necesitar para desarrollar sus programas. Además, permite crear y alojar redes blockchain en IBM Cloud de forma rápida y segura.

IBM ha señalado que ha estado trabajando con SecureKey Technologies y un grupo representativo de la banca canadiense para construir entre todos una red de identidad digital usando servicios de blockchain.

Esta red, cuyo lanzamiento llegará a lo largo del año, hará que los los consumidores puedan demostrar su identidad más fácilmente cuando accedan a procesos como dar de alta una nueva cuenta bancaria, renovar carnets de conducir o cuestiones similares.

“Muchos creen que blockchain lleva implícita la palabra ‘seguridad’, pero en realidad esta tecnología es tan segura como las infraestructuras en las que reside. Así, lo que IBM asegura con Hyperledger Fabric es protección contra ataques internos, un gran nivel de aislamiento y un entorno operativo auditable”, explica la compañía.

Muchas grandes empresas, entre los que se incluyen a algunos de los bancos más importantantes del mundo, han estado ampliando sus inversiones en esta tecnología con la esperanza de que pueda ayudarlos a reducir la complejidad y los costes de algunos de sus procesos más engorrosos, como el establecimiento de la seguridad o los pagos internacionales.

Las compañías tecnológicas y las marcas de servicios profesionales también han prestado mucha atención al blockchain, lo que no es de extrañar teniendo en cuenta que, básicamente, se trataba de una carrera para hacerse con el mercado emergente. Y parece que la ganadora ha sido IBM.