‘El tenis como experiencia religiosa’, de David Foster Wallace
molinos
132

Blanco Humano, David Foster Wallace es bueno aunque hable de canicas, caracoles, langostas o las uñas de los pies. El tenis es aburridísimo, casi tanto como el fútbol… pero DFW hace magia.

Le gustará seguro.