El domingo me sabe a tú ausencia

Hoy, por primera vez en quien sabe cuánto tiempo, no supe nada de ti

Es tan extraño no leerte, no escucharte, no verte

Hay tanto que quiero decir sobre eso, pero las palabras me abandonan y las lágrimas me inundan

Recuerdo los días en que eramos sólo tú y yo y la música, vagando por caminos y ciudades. Recuerdo esos días en las carreteras, y lo que amábamos esos momentos

Pero también recuerdo, el desgranarme la mente tratando de hacerte hablar. El darme cuenta poco a poco que ya no había nada que decir. Recuerdo la ominosa llegada del silencio a nuestras vidas. La inundación de soledad que nos azotó tan de repente que no me di cuenta hasta que no había marcha atrás.

Like what you read? Give Monikardfan a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.