Futureando: La hotelería y la vivienda se integran

Cada vez vemos más y más servicios con el esquema paga solo por lo que usas, también conocida como Consumption Economy, y que en otros rubros da soporte a todos los esquemas XaaS (X as a Service), donde ya no es necesario contar con los recursos que ofrecen el servicio, y solo puedes consumir el servicio. Entre los ejemplos más reconocibles está AirBnB, que te ofrece la oportunidad de vivir en un lugar que te guste sin tener que comprar el lugar.

Desde la perspectiva del ejemplo: Puedes obtener la experiencia y solo pagar por ella, sin tener que hacer otros arreglos que pueden resultar menos prácticos.

Realizando un análisis sencillo sobre la diferencia entre rentar un departamento en la Ciudad de México, en la zona de Paseo de la Reforma y rentar una habitación de hotel de 4 estrellas en la misma zona, aparentemente rentar una habitación de hotel es más costoso hasta en 40%. Repito, aparentemente; pero en términos globales finales el costo de vivir en un hotel es aproximadamente 10% más alto.

Cuando rentamos un hotel todo está listo para vivir en él: cama, limpieza, internet, televisión de paga, agua, luz, teléfono (con sus limitaciones), desayunos incluidos, amenidades, productos de limpieza corporal, y en muchas ocasiones incluso café. La pregunta aquí, es ¿cuánto nos cuesta esto en un departamento? Y no perdamos de vista que al alquilar un departamento también debemos dar pagos en depósito, avales, trámites, pagos por servicios especiales, mantenimiento y en muchas ocasiones incluso seguros.

Es aquí donde comienza el pronóstico sobre una posibilidad que puede gestarse a corto plazo, si no es que ya está gestándose o probándose: Habiendo tantos desarrollos inmobiliarios de vivienda que tienen cada vez más retos para venderse, habiendo tantos retos de movilidad en ciudades de gran escala, y existiendo tanta oferta hotelera para diversos presupuestos… ¿No es viable que todos esos elementos de integren generando una nueva oferta?

Si aún no es convincente el argumento, te invito a que hagas una división de lo que pagas o estarías en disposición de pagar por una renta mensual entre 30 días, y busques en un motor de reservas hoteleras ofertas por ese costo. Habrán casos donde luzca viable y otros en los que no lo sea.

He estado trabajando en un modelo donde hacer dicha integración sería posible considerando necesidades de los usuarios, demandas, diseño de experiencia feel at home, e incluso la oportunidad de tener flexibilidad en relocalización temporal en casos donde las personas requieran pasar días específicos en zonas de la ciudad o la región, de manera similar a como puede hacerse en algunas cadenas de servicios de CoWorking, otro de los grandes ejemplos donde pagas una renta por una oficina y lo que requieres de ella únicamente, con una serie de amenidades bastante convenientes, y encima el beneficio de contar con oportunidades de conocer gente nueva con gustos e intereses similares todo el tiempo.

No olvidemos que ya existen propuestas y opciones de CoLiving, que es un esquema similar al CoWorking pero para vivienda. En cuanto a la integración de hotelería con productos inmobiliarios… la posibilidad es real, la necesidad global es una suma de varias pequeñas necesidades concretas, el modelo económico lo permite, la mentalidad de la gente actual podría aceptarlo de muy buen grado.

Solo me queda compartir este video donde se muestra parte de la propuesta de la Economía del Consumo, donde los usuarios podrán hacer uso de los beneficios de un servicio sin pagar la infraestructura completa o a los intermediarios de toda la cadena de suministro.

¿Qué piensas tú?