Antisocial (para tus estándares)

Sé que parte de mi familia y conocidos me ven como un adefesio aburrido… estoy segura que no lo soy, claro…soy aburridísima en un mundo donde el único punto de la existencia es tomar alcohol. Con trabajo me tomo una cerveza completa (y sí me gusta la cerveza) pero me perturba que todo el tema de conversación, anécdotas y básicamente lo único que te una en “amena” charla sea el chupe. Perdón…qué hueva…

Vamos, es como si todos estuvieran obsesionados con…no sé… el brócoli. Y todos se excitaran cuando te comieras el más grande brócoli de un bocado. Que hubiera competencia de quién se come el brócoli más rápido. Que los temas de conversación fueran “el otro día me comí un brócoli y no sabes qué buenos pedos me eché”, “comí mucho brócoli, me dio muchísima indigestión y vomité” jajajajaja *risas estúpidas de todos escuchando.

No manchen…así de aburrido es para mi y la POCA gente (que no es por sentirme especial pero es neta) que se puede entretener y hacer su vida sin el pinche alcohol. Y sí, digo “pinche” porque con esto me he ganado miradas mamertas, comentarios culeros, discriminación y críticas a mis espaldas. ¿Por qué les molesta tanto?… No sé si es un primitivo sentimiento de “Si yo me estoy yendo a la mierda, vente tú también…¡¡¡SEAMOS MIERDA TODOS WUJUUUUUU!!!” o si de verdad tienen pesadillas u oyen voces que los incitan a convencer a los demás…

– ¿Por qué dejaste ir a ese prospecto de nuestra palabra divina?

– Oh Dios Chupe, perdón…prometo recaudar más adeptos para nuestra religión.

– Estoy desilusionado de ti, pagarás caro en el Infierno donde serás violado con 666 pomos…simultáneamente.

–Dios Chupe, pagaré por mis actos…prometo conseguir más gente, los haré tomar a todos, no se irán hasta despertar ebrios semi ahogados en vómito.

– Así me gusta…

Si el fragmento anterior no ocurre dentro de las mentes de los que se excitan por ver a todos tomando, no sé realmente qué SÍ pasa.

Me da mucha risa, esta gente es la primera en escribir “live and let die” en sus pies de foto en Instagram y son los primeros en dejar de respetar las decisiones ajenas. Tienen el autoconcepto de que ellos mismos son el alma de la fiesta pero no saben lo pain-in-the-ass que son cuando se ponen de necios. Oigan, ya estoy aquí, ya accedí a convivir con ustedes, pedazos de bodoque humano… y se ponen así de pesados. Obvio lo primero que quiero es fracturarme una pierna por accidente para poder irme de ahí…

Me abruman esos ambientes, llenos de amistades falsas. Esa gente no movería el pinky-dedo por ti. ¿Tú lo harías por ellos? Piénsalo bien…ni sabes cuál es su banda favorita, ni cómo se llama su hermano pequeño, ni cuál es su película de Disney favorita… es más, probablemente nunca hayas ido a la casa de muchos… qué amigotes te cargas. Son el tipo de persona que te felicitan y quieren estar cerca de ti cuando te proyectas exitoso…pero nada más te empieza a cargar la chingada y necesitas apoyo, todos –como Harry Potter con su capa de invisibilidad– se desaparecen mágicamente.

Perdón por tocar temas tan tristes pero leí el artículo “What I learned not drinking for two years” de Andy Boyle y me sentí tan identificada en cada una de esas situaciones mega chafas donde la gente te hace menos sólo por no tomar alcohol. Se siente bien ojete… :( y por eso no soy una persona que le gusten las idas a antros, pedas caseras, pedas familiares… porque sé que no encajo, no les doy gusto a ellos y menos a mi.

Me da mucha pena ajena ver a gente en sus 30s –como adolescentes de 13– mamándose como si no hubiera un mañana, con sus tradicionales jueguitos como Caricachupas y básicamente todo lo que jugábamos de niños pero con un nuevo invitado apestoso: el shot. Y si no hay alcohol en el juego a todos se les va la erección mental… ya ni la amuelan.

La diversión no depende de una sustancia, nunca ha dependido, pero si yo fuera dueña de cualquier empresa de licor estaría muy satisfecha y feliz con la estupidez humana. Y no quiero decir que todos seamos radicales y se vuelvan sobrios y bla bla bla… sólo estaría genial que:

  1. Dejen de ser Testigos de Jehová con el alcohol, se vuelven unos fanáticos insoportables.
  2. Dejen a los demás decidir por ellos mismos, no presionen, “no” es NO, carajo.
  3. Noten que 90% de sus amigos son puro pelafustán con quienes jamás contarían en las malas… (y en las buenas pegaditos como rémoras a uno).
  4. Sin alcohol el mundo no se acaba. Obviamente tu falta de creatividad te ha transformado en la rutinaria persona bebedora que eres jajaja perdón…

Por supuesto que siempre he intentado ser lo más respetuosa que puedo con la gente muy bebedora, no es mi asunto que tomen o no. Tengo que confesar que incluso he llegado a aceptar que me sirvan tragos con tal de que no me jodan y total, el vaso ni lo toco nunca, nada más me hago güey por horas. No me gustaría NUNCA caer en el juego de decidir por alguien más. Si tu motivación en la vida es ponerte mega peeeersa, no es mi asunto…(y sólo me atrevería a comentarte algo si fueras alguien MUY cercano a mi, pero en lo particular nunca me ha pasado, por algo las amistades se ESCOGEN).

Wow, nunca había escrito del tema, es como si me hubiera quitado un tapón… de un lugar que no voy a mencionar jajajajajaja.

Pd. Sorry, hoy ando especialmente lépera, pero escribo con toda la sinceridad que mi cerebro me dicta. Espero que sea muy de sobra mencionar que esto es solo mi opinión y no la verdad absoluta del Universo…

Gracias por leer :) no me odien.