Dieta, forma de vida o moda

En la actualidad podemos ver que las personas llevan diferentes estilos de alimentación. De unos años para acá, se “puso de moda” el comer alimentos orgánicos, poco procesados, etc. Esto dio como resultado diferentes tipos de dietas, algunas de estas son el vegetarianismo, veganismo, paleo, macrobiótica, entre otras.

El cuestionamiento aquí es el siguiente, ¿las personas siguen estas dietas o estilos de alimentación solo por moda o por que desean adoptar este tipo de vida?

Cabe mencionar que una de las dietas más antiguas es el vegetarianismo, también conocida como dieta pitagórica, toma su nombre de la época de Pitágoras, ya que él y sus seguidores seguían dietas vegetarianas, debido a que estaban en contra de la violencia hacia otros seres vivos.

Éste tipo de alimentación poco a poco fue evolucionando y al paso de los años, en los 1960’s los cocineros comenzaron a preocuparse por preparar platos más nutritivos, sencillos y que ayudaran a que las personas estuvieran saludables, sin dejar a un lado el sabor y buena presentación de los platos.

Surgieron chefs preocupados por estas nuevas tendencias a comer alimentos equilibras. Con el paso de los años, esto ha seguido evolucionando. Simplemente en la actualidad, se ha notado que algunas de estas tendencias de alimentación, hay personas que solamente desean seguirlas por cuestión de moda, no realmente por que conozcan el objetivo e importancia de estos tipos de alimentación.

Vegetarianismo: tiene como principio dejar de comer todo tipo de carne.

Ovolacteovegetarianismo: consumen huevos, lácteos pero no carne, ni peces.

Lactovegetarianismo: consumen lácteos pero no carne.

Veganismo: filosofía que excluye todo tipo de producto que tenga origen animal, incluso prendas de vestir que no haya sido fabricadas con algún material de origen animal.

Crudiveganismo: Simultáneamente son veganos y consumen todo crudo.

Pescetariano: no consumen, carne, leche o huevo de animales terrestres, pero sí de animales marinos.

Las múltiples razones, en general, que motivan estas dietas son la salud, la ecología, la ética, la religión.