Review libros Saal Digital

Los que estéis por Instagram os habréis cansado de ver gente probando el álbum digital de Saal. Yo soy el primero que no me gusta que mis conocidos me metan publicidad encubierta, así que os lo digo claramente: estoy escribiendo esto porque yo también lo he probado y como parte del compromiso está publicar mi opiniones. Así que allá voy.

El álbum digital es la manera que llaman ellos de diseñar con una aplicación tu propio albúm y mandarlo electrónicamente para que ellos lo impriman y te lo manden a casa. Así que una parte muy importante es el software. Funciona bastante bien en general. Tiene algunos fallos en el formulario de envío y cobro, pero esto no es un blog de desarrollo software :P

No me gusta especialmente que esté hecho en Adobe Air porque ¿quién demonios tiene instalado Air en su ordenador? Así que me ha tocado instalarlo.

La parte de maquetar y alinear las fotos es intuitiva, que al final es lo que importa este software porque va dirigido a un público no profesional. Como queja importante, si te bajas la versión de UK del software NO te deja enviar a España. No sé exáctamente los motivos (¿legales?), pero la aplicación de España es exactamente la misma. El caso es que me tocó exportar el album de una versión a otra, y perdí la parte de la cesta de la compra que no era el album. Desde aquí lo digo ya: si llego a ser un usuario que está pagando por todo el kit, seguramente Saal me hubiera perdido como cliente en este punto.

Sobre el álbum en sí. No suelo imprimir mis fotos, y las pocas que he hecho ha sido en papel fotográfico, así que hablo desde el total desconocimiento de estos temas. Me gustan más los acabados mates, así que elegi el papel mate. Para la portada, elegí brillante porque el software me recomendaba brillante al tener mis fotos “muchos tonos oscuros”. Aquí creo que no acerté, y tenía que haber seguido con el mate, pero en cualquier caso no me desagrada el resultado. En general, la impresión está bastante bien, sobre todo teniendo en cuenta que no me he preocupado para nada de los perfiles de color y sólo me he dedicado a cargar en la aplicación los jpg al 100%. En la selección metí un poco de variedad de fotos para ver como quedaban. Me gustan los colores, y me gusta como quedan los negros, incluídos los lavados. El tamaño es A4 (folio), lo digo para que no os sorprenda el tamaño. A mí me pareció un poco pequeño cuando lo abrí porque estoy acostumbrado a que los libros de fotografía son más grandes, pero eh, es una prueba y en cualquier caso no es pequeño.

Sobre el soporte y la traducción. Esto es lo que creo que tiene mejorar claramente. He encontrado textos que no están 100% bien localizados, sobre todo en algún email automático. Hay correos en los que las direcciones están mal, incluídas a su propia web, da una sensación de amateur importante. Una vez enviado el pedido, no hay manera de revisarlo o arreglarlo. Yo puse al revés la portada y contraportada, y no hubo manera de corregirlo. No me parece intuitivo que la primera hoja sea la contraportada y la segunda la portada, a pesar de que si te fijas lo pone. Me da la sensación de que es un requisito más bien técnico por como se imprime. Fallo mío en cualquier caso, pero seguro que nos pasa a más de uno. Tampoco me gustó mucho que la solución desde soporte fuera ofrecerme un bono de 50% que YA ofrecen gratis en la propia web para hacer otro pedido corrigiéndolo.

Concluyendo. ¿Volvería a usar Saal? Seguramente para regalar algún albúm sí. Para asuntos profesionales no creo, sobre todo por los temas de soporte. De todas maneras, sospecho que su target no es tanto el sector profesional, como el aficionado.

PD: También hice unas pruebas (pagadas) de copias fine art de las que ya hablaremos otro día. Como adelanto: alejaos del Photo Rag.