Contenido y video: una historia de amor

Poco a poco, sin que nadie casi lo notara, el video fue haciéndose lugar en el mundo del content marketing y, en un abrir y cerrar de ojos, de pronto y porrazo, se posicionó como el gran rey del contenido. Pero esto recién es el comienzo. ¿Se imaginan lo que puede llegar a venir en el futuro cercano? Cerca del 78% del contenido que consumimos en la red es nada más y nada menos que material audiovisual.

En el mar de posts, de e-mails, de textos por doquier, el video viene para romperlo todo y conectar con el usuario de forma fácil y cercana, con una cara y una voz que pegan fuerte, informan y/o entretienen. Sin lugar a dudas, este tipo de contenido se está convirtiendo en uno de los recursos del marketing online y no es necesario ser mega monstruos como Facebook o Google para poder aprovecharlo.

Una imagen vale más que mil palabras

Es un hecho: a todos nos encantan los videos. Nos gusta pasarnos horas mirando a los perros que se esconden después de haberles destrozado los zapatos a las dueñas, a los bebés que se quedan dormidos comiendo la papilla, los tutoriales sobre cómo maquillarnos para una fiesta o las destrezas de los amantes de deportes extremos que se graban con su GoPro, por nombrar solo algunos ejemplos.

Y es que este formato permite crear y compartir contenido de una forma diferente y desde un espacio que, por supuesto, el texto (hasta el momento) no puede igualar. De acuerdo a un estudio de Cisco Systems, el número de consumidores de video se duplicará a 1,5 millones este año.

Entendámoslo: este es el futuro del marketing

¿Sabían que en 2018 el video online supondría el 84% de todo el tráfico en internet? Sí, los números son reales y también de Cisco Systems. Diariamente, 100 millones de internautas consumen video en algún momento de la jornada. Además, 9 de cada 10 personas ven videos de marcas y, de éstos, el 65% visita luego el sitio. Cercanía e instantaneidad.

El súper gigante YouTube, por ejemplo, alcanza un billón de usuarios únicos por mes. Repito, por mes. Y, cada minuto, 300 horas de video son subidas a la plataforma. Y no es necesario ser un experto audiovisual: gracias a Vine, Instagram o Snapchat, las marcas pueden hacer buenas cosas con un presupuesto acotado y en videos que duran segundos y atraen a miles de millones de personas.

Los virales no nacen, se hacen

Como en cualquier estrategia, lo importante es conocer a la audiencia y darle lo que necesita, lo que pide, ¡lo que grita! ¿Contenido emocional? ¿Humor? ¿Entretenimiento? Pues bien, hacia allí vamos. Con la ayuda de las imágenes, los sonidos y la voz en off, el video se convierte en una excelente herramienta para crear mensajes con más recursos y de forma más creativa. Si no es relevante, probablemente estés perdiendo el tiempo. Y, volviendo a los números, está demostrado que el 80% de los usuarios recuerda mucho mejor una marca después de haber consumido sus videos.

En cualquier caso, el éxito de una campaña de video marketing requiere también el apoyo del resto de los canales: compartir los videos en las redes sociales, sumarlos a las entradas del blog y en newsletters. Se trata de ser creativo y no solo para los videos en particular sino para la estrategia en general.

Marcas como Dove, General Electric o McDonald’s tiene sus canales en Vine; NBA, Adidas Originals, Victoria’s Secret y Red Bull son otras que hacen furor en Instagram con sus videos cortos. A continuación, les acercamos dos ejemplos de marcas reconocidas que supieron hacer trabajos impecables con esta herramienta y se llevaron todos los premios:

1. Evian

2. Dove

¿Te gustaría armar una estrategia de video marketing y no sabés por dónde empezar? Seguramente desde MOT Content podamos ayudarte a pensar una buena idea. ¡No dudes en escribirnos a contact@motcontent.com!

Por Verónica Miramonte

Fuente imagen: www.danzaeffebi.com

¡Encontranos en motcontent.com!