¿Debería haber respeto al inmigrante?

¿Será que como inmigrantes nos merecemos el respeto? Esta es la pregunta que nos hacen mucho en la noticias, la prensa, en muchas conversaciones. Es una pregunta que se debate en CNN o en Univision. ¿Tu que piensas?

Hoy, ocho de nosotros participamos de una protesta pacífica y bloqueamos la entrada de la propiedad que simboliza el imperio de Donald Trump y donde ha puesto todo su orgullo, su famosa Trump Tower de la Ciudad de Nueva York. Nos preparamos por mas de un mes y entre la seguridad y la policía de Trump, tomamos las puertas, cerramos el edificio, nos arrestaron y ahora mientras que lees estas líneas estamos en la cárcel.

En este país se habla todos los dias de cómo el inmigrante roba recursos del país, de lo peligroso que somos, del problema que le damos al país. El más boca grande de eso por ahora es Donald Trump. El que hace grandes discursos enfrente de su avión privado, que habla de sus billiones de dolares, sus propiedades, sus terrenos de golf. El que por sus gran mente y trabajo llegó a tener tremendo éxito. Al menos, esta es la historia que el vende como pan dulce en una escuela de niños.

Pero esto está muy lejos de la realidad. Hace 35 años, cuando construía su gran torre, por evitar impuestos y costos, trajo a más de 200 migrantes indocumentados de Polonia para trabajar en ella. Y hasta lo terminaron demandando porque no les quiso pagar parte de su trabajo.

Y hoy no mucho ha cambiado, Trump está construyendo otro palacio a cinco cuadras de la Casa Blanca. El costo es de más de 200 millones, y quien crees que son los trabajadores que están ayudando ahí? Adivinaste!, trabajadores migrantes y muchos de ellos indocumentados.

La verdad es que mientras el señor Trump se gana los votos de miles de personas por sus discursos anti-inmigrantes, el es en gran beneficiado por nuestro trabajo. Trump aunque lo quiera o no, depende de nosotros y si mañana todos los trabajadores en Washington DC dejarán de trabajar hasta el se tendría que comerse sus propias palabras.

Hoy estamos en la cárcel porque el primer paso para el respeto inmigrante en esta país empieza con nosotros. Sabemos que los que más nos tienen miedo son los que más se benefician de explotar a los inmigrantes. Ellos saben cuánto dependen de nosotros.

No sabemos si Trump ganara la elecciones, pero lo que sí sabemos es que su discurso anti-inmigrante está ganando, gane o pierda Trump, ese discurso seguirá.

¿Y que haremos? ¿Nos quedaremos con los brazos cruzados y esperaremos otra elección? ¿Más promesas de los políticos? En el Movimiento Cosecha creemos que el camino a la dignidad comienza cuando le hagamos sentir al país que no puede funcionar sin nosotros. Somos nosotros los que podemos usar nuestro poder como consumidores y dejar de comprar en grandes tiendas. Somos nosotros los que podemos usar nuestro poder laboral y dejar de trabajar por una semana, para que este país entienda que sin nosotros su economía se cae. Queremos que los “Trumps” de este país, los dueños de restaurantes, hoteles, y edificios, sientan que ellos no son los únicos que están en control.

Hoy estamos en la cárcel. Aquí rezando para que llegue el dia cuando al final de cuenta, un pueblo que dejó tanto atrás, que cruzó fronteras, que lo arriesgo todo, que se endeudo, que sufre por la distancia familiar, pueda tener dignidad en este país. Esa dignidad empieza con nuestro despertar.

Cosecha es un movimiento que está luchando por la protección permanente, dignidad y respeto para la comunidad migrante. Nesecitamos su apoyo, para que donar para podamos salir de carcel dona aqui. Tambien puedes visitar movimientocosecha.com/builtbyus para mas informacion.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Movimiento Cosecha’s story.