Una defensa de la carrera de informática.

Hace unos pocos meses asistía en Twitter, y en el mundillo informático en general, a otra de esas discusiones en la que nos envolvemos cada cierto tiempo aquellos que vivimos de la informática en cualquiera de sus vertientes. Una discusión representada en hastags como #informáticaSoluciónYA y similares.

Eran dos ‘batallas’ dialécticas las que se estaban librando en ese momento. Distintas, aunque con fondo similar. Por un lado, “formación reglada vs formación autónoma” y por otro lado “Colegios Informáticos…sí vs no”.

En esta ocasión daré mi opinión sobre la formación reglada en informática y mi defensa de ella.

Sobre la formación reglada (formación profesional o universitaria), he escuchado y leído mucho desde siempre y casi todo en su contra. Yo mismo, cuando estudiaba, tenía la sensación de estar dedicándole tiempo a materias que no me iban a servir nunca como profesional. Ya sabéis, la juventud, ese período en el que uno se cree más listo que nadie y que ya lo sabe todo sobre la vida. En general siempre se ha dicho que en la carrera de informática se dan cosas que no sirven para nada, que están anticuadas…etc... Vamos, hablan como si el último objetivo de la carrera de informática fuera enseñar a utilizar la última tecnología de moda. Como si aprender a programar bien fuera lo de menos y lo importante fuera, sin embargo, salir habiendo aprendido a utilizar el último framework, lenguaje o base de datos de turno.

Entiendo que la informática es una materia transversal a la mayoría de las áreas del conocimiento y por eso se deben abarcar aspectos muy generales en la carrera pero, entiendo también y creo necesario, que un plan de estudios de informática debiera ofrecer asignaturas y contenidos ‘modernos’ que interesen al alumno de forma especial.

En la imagen se pueden ver un listado de asignaturas de las que guardo en formato digital apuntes, exámenes, prácticas…etc., de Ingeniería Técnica en Informática de Sistemas del plan de 1998 (creo). No veo ninguna que ‘sobre’ y sin embargo no se ven otras que considero muy importantes y en su tiempo las consideraba ‘relleno’ como son estadística o matemáticas discretas o las que tenían que ver con cálculo. Desde luego, si te vas a dedicar a montar un Wordpress o a borrar virus de un ordenador la mayoría te parecerán irrelevantes.

Creo que la mala imagen de la carrera de informática viene desde generaciones pasadas incluyendo la mía. De una época en la que las relaciones profesor-alumno eran más distantes. En la que la mayoría de las prácticas eran en solitario o por parejas fomentando la individualización del trabajo poco colaborativo. En las que la orientación de la enseñanza era más un ‘calzar’ conocimiento y allá cada uno luego en el examen. En mi opinión, la carrera de informática ha dado un cambio brutal en unos 10 años, aparte de la propia nomenclatura de las titulaciones derivadas de los cambios de planes de estudio. Hace unos cinco ó seis años decidí volver a estudiar. Me matriculé en un Máster de Ingeniería Informática (lo que vendría a ser la antigua ingeniería). Me matriculé por ‘placer’, por aprender, por volver a estar en contacto con la universidad, con gente más joven con nuevas ideas y motivaciones distintas. Desde el principio noté la relación profesor-alumno mucho más cercana, más amable y cordial. Los alumnos mucho más acostumbrados a trabajos y colaboraciones en grupo…etc. También advertí bastante colaboración con el mundo empresarial a modo de charlas o colaboraciones en prácticas. En resumen, una universidad mucho más natural y real con la vida fuera de ella.

En otros países no sé que pasará, pero en España somos muy de banalizarlo todo. De simplificar las cosas. De simplificar hasta el absurdo. De simplificar tanto que resulta que hay muchos que comparan una carrera informática con una formación profesional o, a lo peor, te comparan una carrera informática con cursos en páginas webs o similares. Y digo todo esto con conocimiento de causa, que yo después del bachillerato (por ciencias sociales, todo sea dicho), durante dos años hice un ‘módulo’ de esos, un Ciclo Formativo de Grado Superior en Administración de Sistemas Informáticos en el que nos enseñaron a programar. O eso creía yo. Luego llegué a la carrera (Ingeniería Técnica en Informática de Sistemas) y vi que lo aprendido en el módulo no me daba ni para el primer año de carrera. Y así me pasó, que el primer año suspendí hasta el recreo. Menos mal que luego remonté.

Pero hay quien piensa que la carrera de informática se regala, que es perder el tiempo. Y lo peor de todo es que muchos de los que piensan esto son los propios titulados informáticos. No se trata de sentirte más que nadie por haber estudiado informática, que sería ser bastante tonto, sino que se trata de respetar tu formación y el tiempo dedicado. Una formación, por otro lado, fundamental hoy en día en los tiempos que vivimos y difícil, muy difícil de conseguir.

En la carrera no solo se adquieren conocimientos, también se deberían adquirir unos valores y unas actitudes como ingenieros que nos hagan destacar como profesionales y nos diferencien del resto por el valor que seamos capaces de aportar en una empresa. Otra cosa es que en esos años a la mayoría nos pille muy jóvenes y en lo único que pensemos sea en ir pasando exámenes como buenamente podamos.

Que es que parece que una carrera informática no vale para nada pero que si tienes un blog y una cuenta de GitHub eres Dios. Porque ahora, por lo que se ve, para contratar a informáticos la carrera ya casi ni se mira…ahora, lo que se lleva es un blog y el GitHub. Que si no los tienes no eres nadie o casi nadie. ¿Cómo?, ¿que te dedicas a programar software privativo para la empresa que te paga y no lo puedes publicar?, ¿qué después de trabajar 8 o 10 horas al día tienes familia y además le quieres dedicar tiempo?, ¿cómo?, ¿que a pesar de todo lo anterior tienes tiempo libre y no lo dedicas a mostrar tu código en GitHub?. Mal tí@, mal. Tienes que tener tu trabajo o tus estudios, dedicarle todas las horas que te paguen...o más, dedicarle tiempo a la familia, o a tu novio o novia, o a quién tu quieras y tiempo para pasear, para salir para dormir y comer y a parte, no sé cuando, tienes que sacar tiempo para el blog y para el GitHub provocando lo que ya desde la época de los romanos se viene conociendo como GitHub estrés.

TITULARSE ES SOLO EL COMIENZO

Si has estudiado informática (formación profesional o universidad) y pretendes que solo con el título se te abran las puertas de las oportunidades de par en par estás equivocad@. Una cosa es defender la titulación y conocimientos aportados por la carrera informática y otro muy distinto es pensar que aprobando el último examen ya se tiene todo hecho. Nada de eso amiguit@, la cosa no acaba más que empezar. En ese momento es cuando vas a tener que especializarte y que volver a estudiar. Y tener esa actitud proactiva casi diaria que tanto se necesita en nuestra profesión. Y leer mucho. Y programar más. Y compartir código. Y ver el de otros. Ir a conferencias y aprender de los que más saben. Y no enfadarte cuando te des cuenta que mientras más sabes de algo en concreto menos sabes de otras muchas cosas. Y compartir lo que sabes…bien sea en un blog o en tu GitHub (ejem ejem…). No creo que haya un área profesional más amplia, dinámica, con mas herramientas y que actualice más sus conocimientos que la informática, de manera que otra de las habilidades que debe desarrollar un informático es saber filtrar la información que le llega y los recursos que necesita.

Chimpún.

Like what you read? Give Manu Pijierro a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.