Recordatorio

Hoy tampoco terminaste de leer el libro que comenzaste hace meses. Hoy volviste a abandonar un texto cuando apenas escribías el primer párrafo. Hoy tampoco volviste a aprender aquello que deseas haber comenzado a aprender siendo más joven. Hoy casi no pensaste en tu madre ni en tu abuela. Y en cambio, al final del día te recuerdas sentado aquella tarde en la biblioteca de la universidad cuando aún eras estudiante, imaginando este presente que se mostraba más alentador y eso es lo absurdo de crecer al revés. Primero con las ideas para luego venir la realidad a demostrarte lo contrario.

Y luego está ese pensamiento que te ha acompañado a lo largo del día.

Like what you read? Give Marcos Ranz a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.