CCOO convoca cuatro días de huelga en los comedores escolares traspasados a Aramark al persistir los impagos

El Sindicato Provincial de Servicios de CCOO de Sevilla ha convocado cuatro jornadas de huelga para los próximos días 30 y 31 de enero y 1 y 2 de febrero en las plantillas de los comedores de 32 colegios de Sevilla. Los problemas de los trabajadores que pertenecían a Catering Brens se han ampliado ahora a la nueva empresa, Aramark, tanto por los impagos de salarios como por la importante deuda contraída con la administración.

Según ha anunciado CCOO en un comunicado, esta situación lleva arrastrándose desde septiembre de 2016, “pero ahora se ha vuelto a deteriorar, cuando una vez hecho efectivo el cambio de empresa, la nueva adjudicataria, Aramark, ha notificado a las plantillas y al sindicato que no piensa asumir tampoco las deudas acumuladas en los salarios y con la administración”. Gran parte de los 225 trabajadores convocados a la huelga siguen pendientes del cobro de sus salarios, “ante la pasividad de la Junta de Andalucía”, ha apuntado Comisiones.

Según CCOO, el sindicato se ofreció dar traslado de todas las deudas y pagos pendientes de los trabajadores, pero desde Aramark también se han puesto cortapisas a esta cuestión. Esta misma tarde las plantillas están convocadas en asamblea para refrendar la continuidad de la huelga, toda vez que mañana se mantendría la reunión de mediación previa a la misma.

Desde CCOO se insiste además en que es incomprensible la actitud que está demostrando la nueva empresa, Aramark, que ha amenazado con no acudir ni siquiera a este acto de mediación, por lo que no está mostrando interés en solucionar los problemas de sus plantillas.

Desde el Sindicato se exige a la Junta de Andalucía que dé una solución a esta cuestión, como responsable última de estos servicios externalizados, porque no se puede desentender de este grave problema de incumplimiento de las condiciones de un concurso público.

CCOO critica que la política que se está llevando a cabo la Junta de Andalucía, a través de las concesiones administrativas, solo busca el abaratamiento de los precios por parte de las empresas que concursan, sin atender a la calidad exigible en estos servicios que se prestan a los niños y niñas andaluces, y mucho menos al respeto a las condiciones laborales más básicas que deberían ser un punto fundamental a la hora de puntuar en los concursos.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated MRN Aljarafe Magazine’s story.