El abejaruco vuelve al centro de la polémica en Mairena del Aljarafe

Mientras que la Delegación de Medio Ambiente autoriza las obras que el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe ha iniciado para poner en marcha una ciclosenda que unirá Los Alcores con el Almendral, colectivos ecologistas lamentan la falta de tacto del consistorio al planificar una infraestructura en una zona de nidificación de colonias de abejarucos.

Primero fue la ubicación de la Feria, tal y como avanzara este periódico el pasado mes de abril, y ahora la construcción de la ciclosenda que unirá el barrio de Los Alcores con El Almendral. Y en todo esto, un denominador común: el abejaruco, una especie de especial interés y que ha encontrado en los taludes que van paralelos a esta nueva infraestructura un lugar para la nidificación.

El problema no es de nuevo, señalan colectivos ecologistas, ya que la contaminación acústica como consecuencia del paso de vehículos por la carretera San Juan-Palomares podría estar tras el éxodo obligado de algunas parejas. Sin embargo, ha sido la Asociación para la Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA) quien ha levantado esta vez la voz de alarma. Según manifiestan a través de un artículo publicado en su web bajo el título Golpe de Muerte a la Colonia de Abejarucos de Mairena del Aljarafe, técnicos encargados de la obra “derribaban esta pasada semana los últimos 25 nidos de abejarucos situados en la carretera San Juan Palomares, entre la rotonda del Parque Porzuna y la Urbanización de Java, asestando otro duro golpe más a la ya deteriorada colonia de esta colorida ave, conocida por los vecinos desde hace años”.

Autorización de obras por la Delegación de Medio Ambiente.

Para ADTA, “resulta paradójico que un proyecto medioambiental tan ambicioso como la ciclosenda, cerca de 250.000 € para 400 metros escasos, con el objetivo final de ser más “saludables” y “sostenibles” pase por encima de una colonia de abejarucos propinándole un golpe mortal”. “ En 2015 la fuerte transformación y urbanización del entorno, el aumento del tráfico y las molestias había ya mermado la colonia a unas 6–7 parejas. En mayo de ese mismo año la Diputación con un proyecto de mejora del firme del Plan Supera derribó varios nidos, algunos de ellos ya ocupados en plena época de cría. Tras conseguir detener la obra gracias Ecologistas en Acción y ADTA al cabo de unas semanas los abejarucos volvieron, pero ya solo eran 4 parejas. En 2016 solo tres parejas lograron criar sus pollos en los taludes de Mairena del Aljarafe, en 2017 solo dos en los extremos norte y sur del talud”.

El Ayuntamiento despeja cualquier duda

El Ayuntamiento de Mairena, por su parte, ha despejado cualquier duda ante las graves acusaciones vertidas a través de redes sociales y en foros de internet. Según fuentes municipales, el Ayuntamiento ha programado y retrasado las obras hasta el momento en que habitualmente se marchan estas aves migratorias. Así, según manifiestan esta última primavera, estación en la que los abejarucos permanecen en Mairena, “ni una sola pareja ha criado en el talud”. “Y en la actualidad la práctica totalidad de la colonia de abejarucos anida y cría en torno al Arroyo Riopudio en el periodo que va de marzo a septiembre aproximadamente”.

Según la documentación aportada por el Ayuntamiento y tras la visita de expertos antes de la puesta en marcha del proyecto de ciclosenda, “el Ayuntamiento solicitó visto bueno a la actuación concreta sobre el talud a la Delegación Territorial de Medio Ambiente. La resolución de este organismo dio visto bueno “al no existir en la actualidad riesgos de molestias a la especie”.

Con todo ello, los técnicos municipales y Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía trabajarán coordinadamente para facilitar la vuelta del abejaruco a este punto, ya que tampoco es descartable que vuelvan.

Like what you read? Give MRN Aljarafe Magazine a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.