El profesorado enseña a los niños nuestra identidad como andaluces

El Día de Andalucía: desayuno andaluz y actividades para que los alumnos conozcan sus tradiciones y el patrimonio de nuestra tierra

Los alumnos del Colegio CEU San Pablo Sevilla celebraron ayer el Día de Andalucía con cuentacuentos, taller de flamenco, manualidades, música y, por supuesto, un desayuno muy andaluz.

En su patio central se reunieron en el día de ayer tanto alumnos como profesorado del Colegio Ceu San Pablo, en Bormujos, para cantar el Himno de Andalucía tras un desayuno con productos típicos de nuestra tierra. La directora del centro, Mª Luisa Ríos Camacho señaló la importancia de que los niños “ sientan la tierra en la que viven como suya y aprendan desde pequeños las tradiciones y costumbres de nuestra comunidad”.

Alumnos del centro en el día de ayer

A primera hora de la mañana, los alumnos de Infantil disfrutaron de un divertido cuentacuentos de la mano de la responsable de Biblioteca de la Fundación San Pablo Andalucía CEU, Inmaculada Rodríguez. Los más pequeños también han llevado a cabo diversos talleres en el aula, conociendo los símbolos de Andalucía como la bandera, el himno, el escudo y el mapa de las ocho provincias.

Todas las actividades están enfocadas en este día a conocer el patrimonio y la historia de Andalucía. Además, muchos de ellos acudieron a clase vestidos con el traje típico regional de alguna de las provincias andaluzas. Con la profesora Tamara Junquera se realizó un taller práctico que acercó a los niños de Primaria a conocer la cultura del flamenco, Patrimonio de la Humanidad, acompañado de la visita del guitarrista Antonio Moreno. Además, cada grupo realizó un mural colaborativo, en inglés, sobre cada una de las provincias de Andalucía. “Con ellos se trabajan aspectos tales como la arquitectura, la gastronomía, la fauna, la flora. Una vez terminados se han expuesto en el hall de entrada, donde cada profesor ha explicado a su grupo su significado”, destacó Rafael Barea, jefe de estudios del centro.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.