El TSJA rechaza el recurso del Ayuntamiento de Tomares contra la sentencia favorable a Sí Se Puede

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha desestimado el recurso de apelación promovido por el Ayuntamiento de Tomares ontra la sentencia emitida en diciembre por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número seis de Sevilla, declarando “vulnerados” los derechos constitucionales de los concejales de Sí Se Puede, al denegarles el Gobierno local acceso al libro de registro de facturas de los proveedores, para comprobar las facturas del primer semestre de 2014.

José Luis Sanz, alcalde de Tomares. (IG)

En su sentencia inicial, emitida el pasado 19 de diciembre de 2016, la citada instancia judicial trataba un recurso de los concejales de Sí Se Puede Tomares contra una resolución que desestimaba su petición de acceder al libro de registro de facturas de los proveedores del Ayuntamiento, para comprobar las facturas del primer semestre de 2014.

Los ediles avisaron entonces de una “violación del derecho fundamental de los concejales a tener la información necesaria para el desempeño de su labor”, mientras el Ayuntamiento alegaba que “en la solicitud no se indica los documentos concretos y determinados” cuyo acceso se interesaba. Analizando el asunto, el citado juzgado determinaba que se trataba de “una petición concreta y determinada”, que “no supone el acceso a un gran número de expedientes, sino al libro de registro de facturas, habiéndose determinado un periodo concreto” para consultar. Así, el recurso era estimado, dada la “vulneración de la Constitución” que implica la denegación de la citada información, y el Juzgado ordenaba al Ayuntamiento “facilitar el acceso al libro de registro de facturas de los proveedores en el periodo” del primer semestre de 2013.

Dado que la sentencia era susceptible de recurso de apelación, el Ayuntamiento de Tomares recurrió la misma ante el TSJA. La sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA, en una sentencia emitida el pasado 27 de marzo desestima el recurso y ratifica la tesis del juzgado, entendiendo que “de ninguna manera se puede considerar que la petición resulte hecha de manera genérica, adolezca de falta de concreción y afecte a múltiples expedientes administrativos, ni es tampoco apreciable que la sola exhibición del libro registro de facturas incida negativamente en el normal funcionamiento de los servicios administrativos municipales”.

Por eso, el TSJA ve “indebido” que la información solicitada fuese denegada, desestima el recurso de apelación del Consistorio e impone al mismo las costas del proceso judicial. La sentencia del TSJA puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo.

Like what you read? Give MRN Aljarafe Magazine a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.