Inés Rosales obtiene el sello de certificación para el mercado judío

La compañía sevillana obtiene el sello de certificación Kosher tras quedar garantizado que la torta de aceite se fabrica “siguiendo la normativa bíblica y talmúdica de la Ley Judía” — Será, sin duda, la principal novedad con la que Inés Rosales acudirá este año a las ferias internacionales.

Kosher es “una certificación de máxima credibilidad que garantiza que un producto es elaborado de acuerdo a estrictas normas judías. Los productos Kosher, debido a los altos niveles de exigencias y control con los que cuenta la certificación, “están estrechamente vinculados a productos de mayor calidad”.

Un rabino español “ha sido el encargado de supervisar los criterios religiosos, de higiene y de sanidad en el proceso de producción del producto”. Una vez comprobadas estas condiciones, Inés Rosales ha obtenido este aval para su línea de tortas de aceite, ya que “cumple con las normas y especificaciones requeridas, tanto en sus procesos como en la selección y en el tratamiento de las materias primas”. Prueba de ello es también la clasificación A que la empresa, por más de dos años consecutivos, ha obtenido con el certificado BRC de calidad y seguridad alimentaria a nivel internacional.

Un rabino español “ha sido el encargado de supervisar los criterios religiosos, de higiene y de sanidad en el proceso de producción del producto”.

El énfasis en la nutrición, los alimentos naturales y la dieta mediterránea hacen que el consumidor, preocupado por la salud, demande cada vez más alimentos con el sello ‘Kosher’ porque “aseguran sanidad, alta calidad y seguridad”.

La industria alimentaria ‘Kosher’ mueve en el mundo más 12.000 millones de dólares anuales, con un crecimiento sostenido del 15 por ciento y un total de más de 600.000 productos certificados. La obtención del sello de certificación ‘Kosher’ refuerza la presencia de los productos de Inés Rosales a nivel internacional, ofreciendo mayores oportunidades de negocio.

Objetivo, aumentar las ventas

De esta forma, el objetivo es “aumentar las ventas en el exterior, alcanzando nuevos nichos de mercado, sobre todo en Estados Unidos, el mayor mercado, después de Israel, en el consumo de productos con este distintivo, ya que cuenta con un potencial de más de 12 millones de consumidores y que supone el 39 por ciento del total mundial”. De hecho, en la actualidad, en el mercado norteamericano viven más de dos millones de judíos, hecho que influye en que más de 60.000 productos sean ‘Kosher’. Otros mercados a destacar son Canadá y algunos países latinoamericanos como Chile, Argentina y México.

En Europa, cuyas ventas anuales se estiman alrededor de los 6.000 millones de dólares, el principal mercado de productos con certificado ‘Kosher’ es Francia.

La Winter FancyFood Show, que tendrá lugar en la ciudad de San Francisco (Estados Unidos) del 22 al 24 de enero, y la feria ISM, que se celebrará en Colonia (Alemania) del 29 de enero al 1 de febrero, serán el mejor y más apropiado escaparate para la presentación de productos con el certificado ‘Kosher’. La presencia en ferias internacionales, junto a la obtención del certificado ‘Kosher’, suponen “nuevas oportunidades para Inés Rosales y son clave para continuar creciendo en el mercado exterior, aportando valor añadido a la cartera de productos, a la vez que le permite abrir nuevos nichos de mercado ante la necesidad de ampliar la oferta de productos ‘Kosher’ convencionales”.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.