Un escultor de Salteras recupera la fundición prehistórica de hachas

José Manuel Díaz Cerpa, alias Vichero, logra fundir un hacha de bronce con un horno construido con adobe y sirviéndose sólo de sus manos, “piedras y madera”

Fernando Barroso/MRN Aljarafe Magazine

Es indudable que los avances científicos, la tecnificación y la producción industrial han deparado comodidades al ser humano, ocasionando que día a día estén a su alcance instrumentos y recursos que antaño eran de muy difícil elaboración o casi inaccesibles. Y aunque se haya naturalizado el uso diario de todo tipo de utensilios y herramientas, dando por supuesto su presencia, nunca es tarde para reparar en las primitivas técnicas y logros humanos, gracias a los cuales nacieron dichos instrumentos.

El video contabiliza más de medio millón de visitas en Youtube

En esa tarea está inmerso José Manuel Díaz Cerpa, un escultor y artista multidisciplinar afincado en Salteras, que después de dedicar “unos 40 años” a la fundición de esculturas en bronce, investiga de modo autodidacta cómo el ser humano se inició en la fundición del bronce para la elaboración de herramientas o armas.

Para ello, este polifacético artista cuyas estatuas de bronce decoran diferentes espacios de Los Palacios y Villafranca o Mairena del Alcor, por ejemplo, ha elaborado en su propia finca dos hornos de adobe prescindiendo de toda tecnología. A la búsqueda de las técnicas usadas en la Edad del Bronce para fabricar armas o instrumentos con dicha aleación, José Manuel Díaz, conocido como Vichero en el mundo artístico, ha construido dos hornos de adobe, sirviéndose sólo de “barro, paja, las manos, piedras y madera”.

Con sólo dichos elementos, José Manuel Díaz ha construido un primer horno de adobe cuya elaboración supuso “diez días” de tarea, principalmente porque “el barro tiene que ir cuajando” para que el adobe quede consolidado. Gracias a este horno, dotado de rejilla, crisol y chimenea, y con fuego logrado a partir de la fricción de cañas secas, José Manuel ha logrado fundir bronce y colarlo en un molde de arenisca previamente tallado, obteniendo finalmente la hoja de un hacha.

“LAS HACHAS SUPUSIERON UN GRAN AVANCE”

“He puesto en práctica mi teoría sobre cómo se fundía un hacha en la Edad del Bronce”, ha explicado José Manuel Díaz Cerpa a MRN Aljarafe Magazine, asegurando que una vez dotada de un mango, el hacha “corta” perfectamente y “es una herramienta increíble”. “Las hachas supusieron un gran avance tanto para los guerreros, como para los artesanos”, recuerda este artista en cuanto al significado del desembarco de esta herramienta en las sociedades de la antigüedad.

Este artista se ha embarcado ahora en la fundición de una “espada de bronce”, de nuevo mediante materiales y elementos “naturales”. Para ello, ha construido un segundo horno de adobe, similar al primero pero dotado de unos fuelles elaborados con “pellejo de cabra” y cosidos con agujas “de hueso”. Y aunque habrá que esperar un poco para comprobar el resultado de esta nueva inmersión experimental en las antiguas técnicas de función del bronce, el vídeo insertado por José Manuel en su perfil de Facebook sobre la elaboración de su hacha “prehistórica” ha cosechado medio millón de visitas, en poco más de un mes.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated MRN Aljarafe Magazine’s story.