7 Importantes recomendaciones para educar a tus hijos en positivo que los harán más felices

Mi nombre es Carolina y soy licenciada en pedagogía infantil. Este es mi primer artículo y la oportunidad de compartir con ustedes mis conocimientos y experiencia en la educación de la primera infancia

Después de trabajar más de 10 años en instituciones educativas (con niños y padres) me decidí a fundar mi propia empresa. Con Sentido nace en respuesta a las dificultades a las cuales se enfrentan los padres para encontrar personas confiables para el cuidado de sus hijos. Nos diferenciamos al todas nuestras niñeras ser profesionales en la educación. Nuestro trabajo va siempre enfocado en promover el desarrollo de las habilidades de los niños a través de actividades que los estimulen, ¡no dejamos nada al azar!

Ahora que ya saben un poquito de mí, quiero aprovechar hoy para hablarles de un tema fundamental para el bienestar psicológico y emocional de tus hijos: Educar en Positivo. ¿Qué tal si dejamos el “no” a un lado para educar, sin llegar a ser permisivos? ¿Y si aprendemos y entendemos la importancia de hablarle en positivo a nuestros hijos? ¿Y si dejamos el temor a equivocarnos y simplemente lo intentamos?

Quiero enseñarte como dejar el “no” para que tus hijos aprendan y encuentren soluciones con tu ayuda

Este artículo es para decirte mamá y papá que es posible lograr que nuestros hijos aprendan habilidades sociales asertivas que los lleven a enfrentar la vida de una manera más positiva. El ser humano absorbe y guarda toda la información que aprende en el subconsciente y con ella se enfrenta al mundo. Lo que quiero es enseñarte como dejar el “no” para que tus hijos aprendan y encuentren soluciones a sus dificultados con tu ayuda y orientación. Es importante entender que como padres educamos no sólo para el presente sino también para el futuro y lo que transmitimos de manera verbal o no verbal influye activamente en su formación como persona.

Educar en Negativo

‘NO puedes’, ‘así NO es’, ‘NO hagas eso’, ‘es que aún NO eres capaz’. Con estos mensajes estamos transmitiendo miedo, inseguridad, baja autoestima y una alta dependencia del adulto.

Si por el contrario los escuchamos, les asignamos responsabilidades, les enseñamos con amor. Si compartimos con ellos tiempo de calidad, les ayudamos a enfrentar y comprender sus miedos, a enfrentar sus frustraciones de forma pacífica. Haciendo todas estas cosas estamos contribuyendo a una sociedad más sana, responsable y segura. El Educar en Positivo no es más que disciplina, diálogo, paciencia y confianza.

Pero bueno, todo suena muy lindo en el papel… ¡vamos con la acción! Aquí te tengo 7 recomendaciones para que pongas en práctica y empieces a educar en positivo. Es muy importante que conozcas a tus hijos para que generes vínculos de comunicación y participación en el hogar.

Hijos más felices

1. Háblale en el mismo idioma 💭

Es fundamental que todos los agentes educativos que te acompañan en el proceso de crianza de tus hijos (abuelos, tíos, niñera, esposo, etc.) compartan tu forma de educar. No siempre serás tú quien está ahí para enseñarles.

Para lograr esto es necesario observar en dichos agentes cuáles son los términos en los que le hablan a tus hijos. Si aplican las mismas normas que tú y si la forma de disciplinarlos concuerda con los mismos parámetros que tú tienes y manejas en tu casa.

Si llegas a identificar algo que no te gusta o con lo que no estás de acuerdo, es importante no discutirlo delante del niño. Es mejor buscar el momento apropiado para decírselo al adulto sin entrar en discusiones. Es muy necesario que todos hablen el mismo idioma para que tu hijo no se confunda con el manejo de los límites y las normas.

2. Pon límites sanos 🚩

Aunque sean pequeños, tus hijos tienen la capacidad de entender todo. Habla con ellos y llega a acuerdos claros que puedan llevar a cabo. Por ejemplo recoger los juguetes al terminar de jugar, darte siempre la mano cuando crucen la calle, respetar a los amigos o respetar a los adultos.

Los límites sanos y las normas generan en tus hijos la orientación de sus acciones, de lo contrario estarán como un barco a la deriva sin saber para dónde ir. Los límites promueven la seguridad, la autoestima y le ayuda a definir sus propios criterios de que está bien y que está mal.

Son límites sanos todas aquellas acciones que promuevan la adquisición de habilidades sociales asertivas que los lleve a una socialización sana con sus pares, con el adulto y consigo mismo.

3. Crea hábitos y rutinas ✅

Cuando el niño o la niña tiene una dinámica establecida en el hogar, le permite ubicarse en el tiempo y el espacio. Crea rutinas con ellos y ellas de alimentación, higiene, tiempo libre, televisión. Verás cómo tu día es más tranquilo porque sabrán que esperar en cada momento.

4. Asígnale responsabilidades 👶🏽

Es necesario en las generación de las rutinas asignar responsabilidad tales como: mantener el cuarto en orden o guardar los juguetes. No hagas por ellos lo que consideres que pueden hacer solos. Por ejemplo quitarse la ropa y llevarla al lugar indicado. Puedes iniciar con esto desde los 2 años de edad. En este momento serán ya más independientes y podrás así iniciar a promover su autonomía. Esta es muy importante en el desarrollo de la personalidad.

5. Maneja las pataletas de forma positiva 😭

Es aquí donde tu disciplina y paciencia deben ser firmes. Es un trabajo constante y sus frutos se ven reflejados en el día a día. En el momento de la pataleta, de ser posible, aléjate con el niño a un lugar tranquilo. Pídele que respire profundo para que el llanto se calme, dale abrazos, hazle sentir que estás ahí y entiendes su impotencia. Luego de escucharlo y explicarle el motivo por el cual no accedes a lo que desea, preséntale otras opciones.

Por ejemplo, imagínate que quiere ver televisión en un horario que no está acorde a sus hábitos. Le puedes dar la opción de escuchar un cuento o jugar un rato mas con su juguete favorito. La idea es tratar de generar una oportunidad de aprendizaje en el momento de la pataleta. Así evitamos la agresión y el enojo, verás que poco a poco logrará entender y controlar sus emociones.

Las pataletas se presentan porque los niños quieren hacer su voluntad. Por eso manifiestan su inconformidad e impotencia por medio del llanto incontrolable.

6. Reconoce sus habilidades ❤️

Alábale cada logro por pequeño que sea, hazlo sentir importante. Así él se sentirá valorado dentro de su núcleo familiar y grupo de amigos. Le temerá menos al fracaso porque se convertirá en un niño seguro y capaz de enfrentar y resolver los problemas que se le presenten de acuerdo a su edad.

7. Háblale siempre en positivo ⭐️

Para terminar y el más importante: háblale siempre en positivo. El 80% de las conexiones neuronales de tus hijos se formarán en sus primeros años de vida a través de las experiencias y la educación que reciban. Es así como cada vez que le hablamos desde lo positivo su cerebro se programa y construye las bases necesarias para enfrentar la vida. Tú, como primer agente educativo, juegas el papel más importante.

Por eso al decirles: ‘eres un niño muy inteligente’, ‘disfruta mucho con tus amigos’, ‘me encanta cuando compartes con tu hermano o primos’, ‘que lindo trabajas’, estás aportando y estimulando cada una de esas conexiones.

Educación positiva para niños más felices
El ser padres es un camino de aciertos y desaciertos. Con cada paso estás aprendiendo y construyendo las herramientas necesarias

Sigue estos concejos cuantas veces sea necesario. No caigas en el error de ser mediatista, es decir darle todo lo que quiere. A veces caemos en el error de complacerlos simplemente para solucionar la situación del momento. Esta práctica puede llevar a que las cosas empeoren.

El ser padres es un camino de aciertos y desaciertos. Con cada paso estás aprendiendo y construyendo las herramientas necesarias para enfrentar las diferentes situaciones que se te presentan con tus hijos. No te angusties, estamos aquí para guiarte con amor y paciencia en este lindo proceso. Verás cómo educándolo en positivo tu niño va a crecer en un ambiente de amor, paz y asertividad.

Tu opinión es muy importante, te invito a que compartas con nosotros tu punto de vista, si tienes alguna inquietud o un caso en particular en el que quieres que te ayudemos.

¡Con mucho amor para todos ustedes!


Originally published at Mundo Máh.

Like what you read? Give mundo máh a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.