Hoy, susto muerte o milagro, a partir de mañana prandellicidad

Hoy con el partido de Mestalla contra el FC Barcelona, debe de terminar el calvario con el que ha empezado la temporada 2016/2017 y aunque es cierto que puede terminar en muerte, también pueden terminar en susto. Siendo objetivo y realista Valencia de hoy no tiene muchas posibilidad de alcanzar el milagro

Prandelli es el tercer entrenador que tiene el Valencia en nueve jornadas, de los tres debe ser el definitivo, casualmente o no es el que más experiencia tiene en los banquillos y al que si podemos considerar un entrenador. La semana pasada en el Molinón consiguió debutar con victoria, pero aun le queda mucho trabajo por delante, pero progresos se vieron y espero que a medida que pasen las semanas el equipo a base de pandellicidad asimile las ideas del nuevo entrenador. El calendario que tenemos a partir de la semana que viene nos debe de permitir consolidar la prandellicidad e ir ascendiendo en la clasificación. El valencia debe competir y ganar durante todo el més de noviembre y diciembre.

Hoy es un partido que no debe ser referencia, por que nos enfrentamos al Barcelona, pero el partido contra el Sporting el equipo se le vio mucho mejor en el centro del campo, no en la creación, pero si en la forma de defender y asfixiar al rival. Tenemos que ser conscientes que jugábamos contra el Sporting que había perdido los últimos cuatro partidos, pero el centro del campo fue del Valencia. Lo que ganamos defendiendo el centro del campo, lo perdimos defendiendo las bandas y por aquí es donde tenemos un gran margen de mejora ya que tenemos dos autopistas gratuitas por las bandas y si lo unimos a que los centros laterales hacen perder las marcas de los centrales, el rédito de atacarnos por las banda es muy grande. A parte de esto hubo varios detalles que me gustaron y es que cada vez hay más jugadores defendiendo de cara al balón, dejando de perseguir el balón por el campo. Otro aspecto que me gustó es que atacamos con pases cortos verticales donde Rodrigo y Parejo reciben y devuelven rápido a Enzo y Mario, avanzamos poco pero rápido. Las bandas en el Molinón no tuvieron el protagonismo esperado y solo Cancelo hizo varias internadas pero siempre diagonales hacia el centro, es el problema de no tener un delantero centro rematador, hay que llevar le balón muy cerca de la portería para poder marcar.

En el Molinón nos faltó Nani que había sido el mejor en los partidos de Voro, aunque apareció Cancelo, nos falta fluidez a la hora la creación ofensiva, pero Prandelli muy acertado tiene como primer objetivo cerrar su portería y luego ya intentará conseguir abrir la del contrario. Como he dicho, hoy el Valencia puede conseguir susto muerte o milagro, pero a partir de mañana la prandellicidad debe ser nuestra filosofía

Twitter: Murcielago Mak