¡Ya casi llega mi hermana!

Día 1: Lunes

Tal vez no se los he contado pero tengo una hermana menor, tiene 26 años y en octubre del año pasado (2015) se me fue a Barcelona a estudiar Marketing y Comunicación en la Moda, me gustaría decirles de que se trata pero lo único que supe es que tendría una clase de contabilidad básica y habría que ayudarla a larga distancia; así que después de 10 meses de haberse ido el viernes 19 regresa a la bella Ciudad de México.

Desde hace poco más de 6 años, vivo solo con ella y aunque al principio fue difícil acoplarnos, pasados algunos meses lo logramos. Así que se podrán imaginar que gozar durante 10 meses el departamento solo, ahora que regresa siento que nuevamente tendremos que acostumbrarnos a vivir juntas. Es por esa razón que decidí hacer un blog diario y contarles mi ultima semana de «soledad».

Viviendo en la Ciudad de México

Para empezar, tener la oportunidad de independizarte y salir a vivir solo no es fácil en la Ciudad de México, no solo es muy caro sino que la búsqueda de un lugar limpio, céntrico y con los servicios que necesitas se vuelve toda una aventura, ¡ya ni se diga que te toquen buenos roomies!. Tan solo una renta promedio al mes de un departamento está en 12,000 pesos (600 usd aproximadamente) y eso si bien te va, añadiéndole los gastos del agua, la luz, teléfono, mantenimiento, etc.

A pesar de lo anterior, mi hermana y yo corrimos con mucha suerte porque el departamento donde vivimos es de mis papas, así que no nos tenemos que preocupar por pagar renta solo por nuestros gastos personales más los de gas, luz, teléfono, etc., tenemos muchos servicios a la mano y sobre todo no estamos intranquilas por saber que tipo de roomie nos va a tocar.

Corriendo con esta suerte, esta será mi última semana de despertar y tener el departamento para mi solita, así que como diría nuestra amiga Silvia Pinal «Acompáñenme a ver esta triste historia» (Para los que no lo saben, Silvia Pinal es una conductora y actriz mexicana que a finales de los 80’s empezó con un programa llamado Mujer Casos de la Vida Real, donde nos mostraba a protagonistas sufriendo la gota gorda de vivir en una familia de violencia, maltrato psicológico, amores perdidos, entre otros).

Una mañana de pagos

Es Lunes 15 de Agosto y eso solo significa una cosa: ¡Día de hacer pagos! :(. Me acostumbre mucho a la clásica quincena Godín, donde ya sabías que te pagarían, pero ya sabías también que tendrías que pagar tus deudas. Actualmente si recibo algún ingreso puede caer en cualquier día, pero me quedé con ese hábito, además tengo el control de mis gastos de forma quincenal y sinceramente me gusta nerdearle esos días con mi Excel.

Entonces, mientras veía a las rusas competir en nado sincronizado en las Olimpiadas, hice mis pagos, desayuné y me aliste para irme a trabajar con mi papá.

Contándoles un poco de mi historia familiar, mi papá, después de 20 años de ser abogado de una empresa de pinturas, ahora es un libre emprendedor y lleva su negocio que se llama Ugarte, Consultaría y Servicios Legales, se dedica principalmente al Marketing Legal, Reestructura Legal Corporativa y Competencia Económica; ¿y que hago yo ahí si me dedico a las finanzas?, pues como también tengo experiencia en líder de proyectos y administración, le ayudo a la estrategia del desarrollo de los proyectos nuevos que llegan, le damos forma a las presentaciones y documentos, no de fondo por supuesto porque son temas legales, y le ayudo con algunos temas administrativos.

Después del chisme familiar, llegué a su oficina pero como estaba ocupado en otros asuntos, decidí aprovechar ese tiempo para hacer mi investigación y desarrollo del artículo que me toca entregar esta semana para el anhelado Blog. En cuanto terminó nos fuimos a hacer más pagos, ¡es quincena!, comimos en el mercado y regresando nos pusimos a trabajar en un documento de Competencia Económica hasta las 6:00 pm.

¡Y como premio unos taquitos al pastor!

Llegué justo a tiempo para reunirme con Gio y terminar de ver lo de la página del Blog. Aquí les va otro chismesillo, mi novio es ingeniero en sistemas y nos está ayudando a hacer la página, creíamos que iba a ser cosa de un par de días pero nos ha tomado más tiempo de lo que pensamos. Para que la página fuera amigable para nuestro target seguimos los pasos del libro “Sprint -How to Solve Big Problems and Test New Ideas” de Jake Knapp, por supuesto que como es algo que hace mi novio de forma regular, él nos fue guiando y al fin vamos en el prototipo.

Para llegar al último paso (el prototipo), pasamos más de dos horas decidiendo el layout de la página y que podríamos agregarle o no de acuerdo a los pasos anteriores que completamos en otra sesión de trabajo. La verdad fue una labor bastante compleja porque muchas veces vemos una página de internet pero no nos fijamos que tienen miles de detalles y que tienes que considerar que tu página no solo se vea estética sino lo más amigable posible para el usuario.

Un error muy común para los mortales que no estudiamos sistemas, es desarrollar páginas web como a nosotros nos gustaría verla y no pensamos en la experiencia del usuario final, asumimos que las personas que entren a ver la página van a poder navegar con facilidad y tal vez esto sea cierto para las personas con más afinidad a las computadores pero no estoy muy segura si tu target es gente que no se pondría a investigar que hacer.

Es por esto que mi novio nos puso a hacer los ejercicios de forma resumida y express del libro antes mencionado, para que pudiéramos hacer la navegación dentro del Blog para el usuario final lo más accesible posible.

Una vez terminado un largo día de trabajo y siendo las 11:00 pm, mi novio y yo nos merecíamos unos taquitos al pastor.

Así que decidimos ir a los tacos de la esquina El Chaparrito, deliciosos por cierto, y nos atascamos poquito.

¡La mejor recompensa después de un arduo día de trabajo!

Pues este ha sido el día 1 y mañana ya les contaré como me fue.

¡Hasta la próxima!


Willy

Like what you read? Give Guille / Willy a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.