TI : Tecnologías de Intendencia

En alguna ocasión escuché la historia de motivación de un nuevo jefe de TI hacia su personal, diciéndoles que eran como mecánicos. Los sistemas que manejaban los comparó con un bocho entrado en años, que tenía sus detalles, cosas que mejorar, cosas que no funcionaban, cosas que le faltaban.

Al ser como mecánicos, su trabajo era ajustar el motor, ponerle las cosas que le faltaran, dejarlo muy bien, para que al final se sintiera como un Ferrari. Aunque entiendo el punto al que quería llegar, me permito discrepar de la comparación.

Pienso que los de Tecnologías de la Información somos como los intendentes de limpieza.

En general queremos que los intendentes lleguen antes del horario laboral nuestro a limpiar y preparar el lugar, para que no estén realizando su actividad mientras nosotros realizamos la nuestra.

Si por casualidad ensucio o derramo un líquido en mi lugar de trabajo (o sea, si la riego) quiero que el intendente deje cualquier cosa que esté haciendo y se presente rápidamente a limpiar, no vaya siendo que pase mi jefe y vea lo que hice. Y si se tarda para llegar o se tarda limpiando, me lo quedo viendo como si fuera de él la culpa.

Si dejo comida o papeles o basura en alguna esquina de mi lugar de trabajo, quiero que adivinen lo que me sirve y lo que no, para que al otro día encuentre limpio todo. Y así podemos seguirnos con más similitudes.

Nuestros usuarios (la bendita capa 8 del modelo OSI) en general quieren que la infraestructura y los sistemas estén listos, preparados y configurados para cuando ellos vayan a iniciar su trabajo. Si la riegan en algo, quieren que se les resuelva para ayer, ya que de su trabajo depende la paz del mundo y ellos no tienen tiempo que perder, mientras nosotros hacemos complicado algo que es sencillísimo. En algunas ocasiones hay que adivinar que está mal y que no, para que depuremos el sistema o los pasos a seguir y sea más fácil su trabajo, porque obviamente, es tan claro el proceso que no es necesario explicarlo.

Por supuesto que estoy exagerando, pero me parece que la comparación no es tan equivocada, y sirve de punto de comparación inclusive para medir el nivel de satisfacción hacia mis usuarios. Cuando un intendente hace bien su trabajo, rara vez lo notamos: casi no lo vemos porque el ya acabó cuando llegamos, tiene preparados algunos kits de emergencia para los problemas más comunes que ya tiene identificados, y con su experiencia puede resolver e incluso sugerir algunas cosas que nos hagan más confortable nuestro lugar de trabajo.

En algunas ocasiones nos vemos en la necesidad de justificar nuestro trabajo, porque aparentemente no hacemos nada. Todo funciona muy bien, no es necesario que el informático esté a cada rato componiendo algo, los equipos están vacunados, rápidos, limpios, etc. Y -como los intendentes- tal vez sólo signifique que estamos haciendo muy bien nuestro trabajo.

Por cierto, una de las definiciones del término intendente, según wikipedia es:

El Intendente es un funcionario, de origen francés, introducido en España y en la América hispana por Felipe V, Casa de Borbón, que ejerce sus competencias sobre un determinado territorio… realizando funciones principalmente de administración…

Así que igual y la comparación no esté tan disparatada.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.