La sensibilidad

Quisiera poder escribir sobre la sensibilidad, esa cuestión que siempre me fue tan lejana, me terminé convenciendo a fuerza de conversaciones que soy una persona sensible, yo que traté siempre de que eso no se notara. 
Acabo de cumplir 44 años, sé que son muchos, me siento cada día más viva, si es que eso tiene algún sentido decirlo.
En estos últimos días tuve conversaciones asombrosas con varias personas, poderosas, dí y recibí abrazos sinceros, largos y tendidos, empecé a hacer dibujitos, escuché, hablé, escuché, hablé, escuché, escuché, me siguen resonando algunas voces, escuchar a veces es todo.
Esta publicación es simplemente una más, sólo espero retomar el ejercicio de escribir, de seguir descifrando a donde vamos, a quién y cómo tendemos una mano.

Lavandas en Colonia Suiza, foto Mara Villamor + 50mm+ Nikon