Dolor de Ciática

El dolor de ciática o lumbociática es derivado de la compresión radicular del nervio ciático, cuya causa más frecuente es la hernia discal intervertebral en L4-L5 o L5-S1 y esta acompañado por dolor, debilidad, entumecimiento, hormigueo en la pierna, en ocasiones también puede sentir que las extremidades púnzan, laten, pican, arden o queman, sin dejar la sensación ocasional de adormecimiento, no obstante, algunos pacientes refieren el adormecimiento como el principal factor por lo cual acuden al tratamiento ya que el dolor de ciática no se les quita ni de día ni de noche.

Es el nervio mas grande del cuerpo y es la continuación de la principal parte del plexo sacro por eso puede ser intenso el dolor de ciatica.

El dolor de ciática se origina en el plexo sacro (divisiones anterior y posterior de los ramos anteriores de los nervios espinales L4-S3). Entra en la región glútea a través del foramen ciático mayor que pasa por debajo del piriforme y glúteo mayor para emerger desde el borde inferior de este último. Desciende por el muslo posterior profundamente respecto del bíceps femoral: se divide en nervio tibial y peroneo común en el vértice de la fosa poplítea.

Este nervio comienza en la región lumbar y baja por la parte posterior de cada pierna. Este nervio controla los músculos de la parte posterior de la rodilla y región inferior de la pierna e igualmente proporciona sensibilidad a la parte posterior del muslo, parte de la región inferior de la pierna y a la planta del pie. Por eso es que el dolor de ciática puede ser intenso en algunos casos.

Los síntomas más comunes del dolor de ciática pueden ser:

1.

Hormigueo Leve

2.

Dolor o Sensación de Dolor

El dolor de ciática a menudo comienza de manera lenta y puede empeorar:

Después de pararse o sentarse

En las noches

Al estornudar, toser o reír

Al doblarse hacia atrás o caminar

Like what you read? Give Empresas Méxicanas a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.