La simplicidad del yo

Siempre he creído en la firme idea de que mi sello personal es abrirle los brazos a todos, es una rara manera de ser porque por un lado soy muy confiada pero en realidad nunca los dejo entrar a mi corazón, a que conozcan mi verdadero yo.
Estoy segura que soy una soñadora, el tipo de persona con la que todos dicen querer estar cerca pero que en algún punto no lo soportan más, soy esa fantasía escondida tras una cortina de realidad que crees que un día va a engrandecerse y siempre esta estancada.
Mi corazón y mi alma están bajo un estado de constante desequilibrio y mi mente nunca sabe donde se encuentra.

Nunca duermo.

Las personas me encantan, abrirte a conocerlas siempre es necesario, cuando voy caminando y observo a los demás pienso que son mas que lo que veo, no son solo personas aleatorias caminando.

Nunca he necesitado presentación y sin embargo me siento sola, mi mayor preocupación en la vida es ver a los demás morir, vivo con ansiedad y no quiero envejecer .

No planeo nada porque todo lo que se me ocurre lo vivo.
Al final soy otro ser en este mundo buscando la felicidad.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.