El Mono juguetón de la procrastinación

¿Te parece creíble la idea de que un trabajo que supondría finalizarse en un año, lo termines en 3 días obteniendo excelentes resultados? Si tu respuesta es no, Tim Urban estará de acuerdo contigo; pero tranquilo, ¡la culpa no es tuya!, sino la del pequeño mono de la procrastinación, ¿quieres conocerlo?

“Wait but why” es el exitosísimo blog de Tim Urban, uno de los escritores digitales más influyentes de la red, con un aproximado de 1.5 millones de visitantes únicos por mes, alcanzando incluso 10 millones de visitas y sumando 380 mil suscripciones a su newsletter.

Hablando de temas serios pero muy simpáticos

Urban tiene la increíble facilidad de hablar de temas de gran importancia para todo tipo de audiencias con un estilo peculiarmente gracioso, su presentación esun parteaguas en el ánimo de todos los asistentes.

El sistema de la procrastinación es un proceso mental en el que, según Tim, hay dos grandes protagonistas: el Tomador de Decisiones Racionales y el Mono de Gratificación Instantánea. ¿Cuál es el papel de cada uno? En teoría, equilibrar el trabajo no tan divertido con los momentos de juego y diversión, el problema es que el Mono siempre parece ganar, hasta que…

…El Monstruo del Pánico aparece

¿Quién es? Se trata del ángel de la guarda de la procrastinación, aquél que siempre se hace presente en los momentos más oscuros del Mono de Gratificación Instantánea. Y cuando aparece, tanto el Mono como el Tomar de Decisiones Racionales caen en cuenta de que es momento de dejar lo fácil y divertido a un lado, para hacer el trabajo que realmente es importante.

¿Qué tan tarde llega el Monstruo del Pánico en tu cerebro procrastinador?

Tim Urban escribió sobre este sistema de Procrastinación en su blog y le impresionó la cantidad de emails de personas de todo tipo de profesiones, que eran víctimas de “este mal”. Sin embargo, ¿qué pasa con lo que no tiene un plazo? Un plazo en el que el Monstruo del Pánico aparezca y nos diga que si no actuamos ahora, será demasiado tarde.

Urban tuvo una revelación mientras recibía respuestas a su teoría, y se dio cuenta de que los planes sin plazos, puede que no se lleven a cabo nunca. No es que la gente no pueda cumplir sus sueños, es que ni siquiera ha comenzado a perseguirlos.

Como conclusión

Todos somos procrastinadores, todos nos vemos tentados a aplazar compromisos o tareas, a darle largas a ideas o sueños, sin embargo, también está en nosotros hacer que las cosas sucedas, con Mono o sin él.

No por cualquier cosa la teoría de Urban lo ha llevado a dictar conferencias en el MIT, en TED Talks, en Facebook o en la Universidad de Brown. ¡Sigue su blog y toma con humor lo muy seria que a veces resulta la realidad!

Originally published at www.ciudaddelasideas.com.