del Guadiana al Guadalquivir

Mi paso por el paro ha durado seis meses y medio y, por supuesto, no ha concluído gracias al SEXPE. Ahora tengo ante mi una nueva etapa, a caballo entre Mérida y Sevilla, relacionada con otra distribución linux. Se podría decir que voy del Guadiana al Guadalquivir y de seslinex a guadalinex. Un ex compañero de trabajo me dio dos semanas para dejarme embrujar por el acento andaluz y el «quillo» y el «mi arma». Es un optimista porque en trece años en Extremadura aún tengo que esforzarme para decir «acho»…

Para alguien a quien le gusta la mar, la nieve y la lluvia, creo que estoy demasiado al sur en la vía de la plata. A este paso termino mojándome los tobillos en el Atlántico.


Originally published at .

Show your support

Clapping shows how much you appreciated diego mtnz castañeda’s story.