Que son los Meetups?

Sobre el uso de las redes sociales y Que es Meetup.com?

Personalmente, utilizo twitter como una especie de registro para artículos y links de interés y en el caso Facebook casi exclusivamente para promocionar las actividades de mis empresas.

Para armar una buena estrategia de marketing usando las redes sociales creo que es sumamente importante definir una función clara para la utilización de cada una de las mismas.

Cuando me refiero a estrategia, quiero decir definir una funcionalidad para cada herramienta, y no solo usarla porque todos la usan y se verá bien también usarla. En Sylvatica utilizamos twitter para publicar nuevos posts de nuestro foro sylvatica.xyz, Facebook para temáticas generales de la industria y novedades de nuestros productos y en Instagram publicamos fotos de impresiones 3D que vamos realizando.

Tiene que serle útil a nuestra empresa y tiene que serle sobretodo útil a los que se unen a esa comunidad. El contenido debe estar bien seleccionado y orientado de acuerdo a nuestro público y sus intereses. Y quizás lo más difícil es que no podemos dejar de brindar nunca información actualizada.

Sin duda el objetivo final no es otro más que la de promover la interacción y la construcción de una comunidad entorno a nuestra especialidad. Es ni más ni menos la forma de desarrollar nuestra marca y una identidad.

A veces cometemos el error de tratar de vincular todas estas para ahorrarnos tiempo en publicar, ya que realmente resultaba cómodo compartir información así. Pero no estamos siendo claros de esta forma. Muchas veces la información que se comparte en twitter y luego pasa a Facebook en forma automática no queda publicada en el formato que queremos y no resulta atractiva. Debemos cuidar los detalles y darle especial importancia al diseño y presentación.

Meetup.com

Una de las herramientas más inteligentes a mi criterio que se han desarrollado para internet, es Meetup.com. Meetup es un website que funciona construyendo comunidades no online sino offline. Esto justamente es lo más interesante y maravilloso de este sistema.

Una de las herramientas que despliega un gran potencial de Internet.

Navegamos todos los días entrando a sitios web para buscar información pero con una interacción limitada. Podemos estar en una pagina web al mismo tiempo con otros miles de usuarios, pero no tenemos ni la menor idea de que ellos están ahí y que quizás podrían ser nuevos contactos o gente con quien probablemente compartamos intereses similares. Justamente creo que es ahí donde está uno de los grandes potenciales de Internet y quizás todavía todavía no se ha desarrollado, la capacidad de crear nuevas comunidades y relaciones fuera de ella, offline.

Y si bien se interactúa fuera de la web de acuerdo a estos esquemas, parte del objetivo de desarrollar comunidades offline es también lograr un mayor impacto en sus actividades online. Por ejemplo es común en los eventos donde se reúnen especialistas y aficionados a la comunidades de software libre.

Los Meetups se realizan en todo tipo de espacios y organizaciones, desde locales comerciales hasta en oficinas. En muchos casos lo que se busca es a partir de un tema en común desarrollar intereses y soluciones. Muchas veces cuando viajo me sumo a Meetups locales de temas que me interesan y he establecido contactos muy interesantes, además de conocer de primera persona lo que cuentan los protagonistas.

La impresión 3D me dió una excelente oportunidad para aplicar estas ideas y crear con Sylvatica la primera comunidad de Meetup relacionada a este tema en Buenos Aires, llamada “Buenos Aires 3D Printing Meetup”. El resultado fue excelente, las personas se animaron a participar y acercarse para aprender más sobre el tema que les interesó y conocer otras personas con diferentes inquietudes y de similares o diferentes profesiones pero que en definitiva aportan lo mejor que es la posibilidad de compartir y relacionarse entre ellos.

Sobre el Autor: Ignacio Morrison es fundador de Sylvatica. Podés contactarte con él a través de sylvatica.xyz y @sylvaticasoft .

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.