Los millennial se están haciendo viejos

Dibujito de Nadia

He cumplido un año trabajando en este proyecto. A ustedes les parecerá poco y fácil, pero háganlo rodeados de 100 millennials y verán. Más aún si son millennials que están en la crisis de los casi treinta. La edad en la que se espera concretar algo, como rematar un gol de cabeza, como estrellar un huevo y que quede tan redondo como un anillo, como pensar en el futuro y saber que hay algo ahí, esperando. Pero nada.

Los veo, los quiero, me desesperan pero, aunque no lo crean, los entiendo. Mis queridos millennials se están haciendo viejos.

Durante una década todo mundo habló y escribió de ellos con devoción. Para los estudiosos de las generaciones eran un fenómeno apasionante, eran interesantes desde lo quali hasta lo quanti. Digitales, disruptivos, ecológicos, de largo alcance, de plazos cortos, de búsquedas constantes y amores de Whatsapp. Eran un hermoso objeto de estudio pero… ¿ahora?

Ahora toca verlos como seres humanos un poco temerosos, frágiles y medio solitarios. La vida les pasó como tren por encima y así les toca convertirse en adultos, muchos de ellos ni lo han notado. Es una tragedia.

Queridos estudiosos de las generaciones, no los olviden. Sé que la ‘Generación Z’ es lo de hoy, pero no dejen de hablar de ellos porque se están haciendo viejos y no pueden con el concepto.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.