El misterio del bajo presupuesto.

Mucho mito y mística.
Falta de data, tiempo y recursos.
Errores, errores y más errores.
Roces casi siempre innecesarios.
Ya importa como estuvo hecho.
Importa como estuvo pensado.
Pero terminas y decís:

“Wow, está buenísimo.”

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.