Increíble las sorpresas que nos da la vida.

Volviendo a casa pensando que si va a pasar.
Pienso que esperar es una trampa.

Antes del final, esa atípica normalidad.
Después de tantas sonrisas, todo se vuelve oscuro.

Hay momentos tan llenos de sentido.
Que son tan intensos.

Esos que el tiempo vuela.
Y vuela de verdad.

Como los desconocidos que se buscan.
Y se juntan.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated MY FIRST EARTHQUAKE’s story.