La simpleza experimental.

Experimentaba al mundo muy geométricamente.
Sus diseños derivaban del más puro racionalismo.
Iba de la inteligencia intuitiva a inteligencia instintiva.
Dictaba talleres de disruptividad en espacios de aprendizaje y creación alternativos.
Dotaba de frescura rebelde a elementos que habían sido asimilados por el sistema.
Le asignaba una resignificación a lo que, a primera vista, parecía no tenerla.
Su recorrido se manifestaba de múltiples formas en estilos múltiples.
Y nunca se asentó ni se ató a ninguna disciplina específica.