Momento eureka.

Hoy me di cuenta
que las decisiones
más importantes
de la vida
se toman
en la ducha.