Sin sorpresas todo sería muy aburrido.

La fortaleza y la valentía no son sinónimos.
Estaría bueno que lo sean.
De hecho, deberían serlo.
Pero no es así.
Pero…
Cuando la expectativa y la realidad se encuentran y conectan…
Nos encanta!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.