Su buena onda hace que uno lo quiera fuerte.

Es así.
Ley de vida.
En muy poco tiempo y sin escalas, se va.
No sé cuándo vuelve.
De hecho no sé si vuelve.
Tantas aventuras pasamos juntos.
Tantas…
Una vez más tenía una nueva misión.
Un nuevo horizonte.
Le deseo un muy buen viaje.
Y por sobretodo, que sea feliz.